Quantcast
El Tiempo Latino
12:18 a.m. | 67° 6/23/2018

Premios Oscar: historias de ricos y pobres


Las películas que compiten el 2 de marzo

El Tiempo Latino/Redacción, AP | 2/17/2014, 1:54 p.m.
Premios Oscar: historias de ricos y pobres
Una estatua del Oscar en Los Angeles. | AP

Al comienzo de "Capitán Phillips" un capitán de barcos de carga (Tom Hanks) y su esposa (Catherine Keener) viajan en coche de su casa en Vermont a un aeropuerto donde él tomará un vuelo para su próximo trabajo, uno que lo pondrá frente a frente con personas mejores afortunadas al otro lado del mundo. Al igual que muchas parejas ambos hablan de la incertidumbre económica.

"Parece que el mundo se mueve demasiado rápido", dice Phillips, pensando sobre el futuro que le heredarán sus hijos. "Todo está cambiando".

Este año muchas de las películas nominadas al Oscar están llenas de estos sentimientos de incertidumbre mientras que navegan por las aguas profundas que separan a los ricos de los pobres.

La fastuosa ceremonia de los Oscar es una de las fiestas más famosas de los ricos, pero incluso ahí el tema de la inequidad es muy visible con las cintas nominadas del año: de las ciudades derruidas de "Nebraska", a la rica caída en desgracia de "Jasmín Azul", a las historias de defraudadores tratando de enriquecerse rápidamente como en "Escándalo Americano " y "El lobo de Wall Street", junto con aquellas de los observadores de la decadencia de "El gran Gatsby" y "La grande bellezza".

De esas películas "El lobo de Wall Street" de Martin Scorsese, con cinco nominaciones, incluyendo mejor película, es la más debatida. Aunque se desarrolla a finales de la década de 1980 y comienzos de la de 1990, su retrato de los excesos de los corredores de bolsa ha tocado los nervios de los espectadores contemporáneos, pero también ha polarizado su opinión pues para algunos glorifica la codicia de Jordan Belfort (Leonardo DiCaprio).

"¿Cuál es la emoción detrás de hacer la película?", preguntó Scorsese. "Hay mucho enojo, yo no fui a Zuccotti Park (en Wall Street), así que esta es una manera de expresar la frustración y también de reconocerla. Eso no se va si tratas de darle la espalda".

Muchas de las candidatas al Oscar de este año fueron escritas o planeadas cuando surgieron las protestas de Occupy Wall Street en lugares como Zucotti Park en Nueva York a finales del 2011, cuando el enojo y la distancia crecía entre los ricos y los podres.

Aunque algunas de las películas fueron concebidas antes de que estos asuntos llegaran a los encabezados, las películas también pueden absorber la energía de su tiempo durante su producción. "Nebraska" de Alexander Payne, nominada en seis categorías, incluyendo mejor película, trata de un anciano de clase trabajadora (Bruce Dern) que cree que ha ganado un millón de dólares tras leer un correo basura.

Payne dijo que su película en blanco y negro, sobre las vidas en el centro de Estados Unidos tiene "un poco de comedia" pero también un "tema subyacente de desperdicio, perdición y desolación ... Así que así es, todos esos elementos aparecieron aún más palpablemente en la película por el momento en el que la estábamos haciendo".

"Blue Jasmine" de Woody Allen, que podría llevarse tres Oscar incluyendo mejor actriz para Cate Blanchett, estuvo inspirada, según el director, en la historia de una familia de Nueva York arruinada por el colapso financiero. En su papel de mujer de la alta sociedad de Manhattan, antes y después de que se descubra el fraude de su esposo, Blanchett tomó elementos de las entrevistas con Ruth Madoff.