Quantcast
El Tiempo Latino
2:00 p.m. | 50° 11/20/2017

Hispana aspira a un escaño en Maryland


1/3/2014, 12:57 p.m.
Hispana aspira a un escaño en Maryland
Natali Faní-González (der.), en una foto de archivo con el senador estatal Rich Madaleno del Distrito 18 y la delegada Sheila Hixson. | Cort. Natali Faní-González

“Una campaña positiva” planea impulsar la empresaria Natali Faní-González, de origen venezolano, en las primarias demócratas del 24 junio próximo para un puesto como delegada en el Distrito 18 del Condado de Montgomery, en Maryland.

La tarea no es nada fácil porque Faní-González tendrá que “desbancar” a uno de los tres actuales titulares que buscan la reelección, que son Alfred Carr, Jeffrey Waldstreicher y Ana Sol Gutiérrez.

En total son ocho los candidatos. Los que salgan victoriosos en las primarias demócratas tienen asegurado el escaño en las eleccciones generales de noviembre debido a que esa jurisdicción es predominantemente demócrata.

La tarea no es nada fácil porque Faní-González tendrá que “desbancar” a uno de los tres actuales titulares que buscan la reelección, que son Alfred Carr, Jeffrey Waldstreicher y Ana Sol Gutiérrez.

La contienda es inédita porque por primera vez enfrenta a dos latinas que buscan el apoyo de casi las mismsas entidades comunitarias, empresariales y gremiales, incluyendo a entidades comunitarias como Casa de Maryland y el Sindicato Internacional de Empleados de Servicio (SEIU), que tradicionalmente se inclinan por los titulares.

Sol Gutiérrez, de origen salvadoreño, recientemente anunció su candidatura a la reelección para un nuevo mandato luego de meses de especulaciones de que ya no lo haría. Al respecto, Faní-González dijo en una entrevista el 27 de diciembre con El Tiempo Latino que la delegada “sabe que me estoy lanzando y me ha dado su bendición para hacerlo”.

La activista venezolana incluye en su trayectoria el cabildeo ante los legisladores en Annapolis, Maryland, para diversos asuntos impulsados por la organización Casa de Maryland, incluyendo el salario mínimo, asuntos de educación y la versión estatal de la ley Dream Act que permite que los estudiantes del estado, sin importar su estatus migratorio, paguen las mismas tarifas universitarias que cualquier otro residente legal.

“Desde chamita (jovencita) me conocen y me tienen mucha confianza. Estoy trabajando con un grupo muy positivo de gente, me siento muy emocionada en esta nueva etapa de mi vida”, aseveró la aspirante, que lanzará oficialmente su campaña este mes de enero.

Los temas que más le preocupan y planea buscar soluciones en caso de que gane la contienda son la justicia económica y la desigualdad. “El punto número uno es el desarrollo económico y la infraestructura en nuestro estado”, enfatizó. Ese tema “recientemente el Papa Francisco lo ha estado resaltando” en sus discursos, afirmó con respecto al jefe de la Iglesia Católica.

El Distrito 18 abarca sectores de Wheaton, Kensington, Chevy Chase, Silver Spring y Rockville, donde viven una gran cantidad de latinos. Faní-González tiene ahora la tarea de recaudar fondos, para solventar su campaña que incluye la impresión de materiales, el envío de afiches por correo, diversas actividades y visitas puerta a puerta.

“Aunque no hay una cantidad fija establecida, tengo que recaudar como mínimo $50.000, si no estoy ‘ponchada’ (sin chances), no voy para el baile”, advirtió.

Pese al camino cuesta arriba para reunir los fondos necesarios, la joven política mantiene su optimismo.

“Por más de diez años he demostrado tener un récord fuerte en cuestiones que tienen que ver con la justicia economía para todo el mundo, soy una persona que ha trabajado con grupos de mujeres, con sindicatos, con temas de salud”, recalcó.