Quantcast
El Tiempo Latino
4:28 a.m. | 34° 11/23/2017

La visita a Washington del "guerrillero vegetariano"


Entrevista con el Presidente Mujica de Uruguay

Alberto Avendaño/ETL | 5/18/2014, 10:46 p.m.
La visita a Washington del "guerrillero vegetariano"
Jose Mujica, presidente de Uruguay | Paco Alacid para ETL

“La lucha por la igualdad entre los hombres no se la podemos regalar a la derecha, que ése nunca fue su objetivo. Que la libertad no está en subasta. Tenemos que construir sociedades igualitarias respetando los fundamentos de la libertad, entendiendo que en la sociedad hay muchas diferencias, y en el mundo, y que no hay derecho a imponerle lo que uno piensa a los demás”.

Entonces a uno se le ocurre recordarle al presidente Mujica el escepticismo del poeta uruguayo Mario Benedetti quien, en un poema contra el uso de “los derechos humanos” desde el poder, se pregunta: “¿no sería hora / de que iniciáramos / una amplia campaña internacional /por los izquierdos humanos?”

Y Mujica se inclina sobre la mesa, y me mira punzantemente y me indica, con un dedo a medio camino entre su rostro y el mío: “Le diría que no solo soy de izquierdas. Yo soy bastante libertario. Con una desconfianza al exceso del poder del Estado, pero contrario a la explotación del hombre por el hombre. Mi fantasia, mi lucha es ayudar en lo posible a que la gente aprenda a organizarse y sean dueños de su trabajo sin tener que contratar a otros para que trabajen para ellos”.

¿Y cómo se siente este hombre que fue protagonista y producto de la Guerra Fría y que hoy es presidente de su país en relación con Estados Unidos?

“Si yo me dejo mover por atavismos culturales y tradición tengo el alma llena de reproches a lo que ha sido la política norteamericana para con nuestra América Latina, pero como estoy viejo sé que lo blanco o lo negro no existe y que lo único que existe son matices. No pongo todo adentro de una bolsa. Trato de diferenciar”,

Mujica mira a Estados Unidos desde los valores y explica que “las universidades americanas y el sistema de investigación, la masificación de la cultura, la pléyade de pensadores que hay aquí no son un valor secundario”.

Y añade: “Yo sé que están los prepotentes, los imperialistas, y el conjunto de intereses que consideran que el mundo tiene que ser como ellos lo piensan. Pero también están los otros, los muchísimos otros. Acá hay una lucha de ideas también, y acá fundaron la República. Nosotros en el Sur hemos soportado las patologías de la República: demagogia, populismo, tiranía. Acá también padecen patologías de la República: son los lobby, la presión de los lobby que evitan que los intereses de los ciudadanos difícilmente lleguen arriba. Pero a pesar de eso, tenemos que pelear por mantener la democracia republicana y mejorarla. Que no se crea nunca perfecta y está en nuestras manos mejorarla”.

Allá donde va le persigue al presidente Mujica el tema de la legalización de la marihuana que ha puesto a Uruguay en un punto de mira a nivel global.

Cuando acudimos a la entrevista, en Potomoc, Maryland, en la residencia del embajador de Uruguay ante la Casa Blanca, Carlos Pita, encontramos al presidente Mujica enfrascado en un tira y afloja sobre el tema de la marihuana, contestando a las preguntas de un canal de TV estadounidense.