Quantcast
El Tiempo Latino
7:00 p.m. | 47° 11/19/2017

EE.UU., BID y Centroamérica responden a crisis de niños migrantes


11/14/2014, 4:37 p.m.
EE.UU., BID y Centroamérica responden a crisis de niños migrantes
Un niño guatemalteco de 14 años busca alcanzar los EEUU, foto tomada el 19 de junio de 2014. en Arriaga, Chiapas. (AP Photo/Rebecca Blackwell) | AP

photo

Santiago David Távara

El vicepresidente Jospeh Biden saluda al presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, en un encuentro con mandatarios centroamericanos el 14 de noviembre que tuvo como anfitrión al presidente del BID, Luis Alberto Moreno.

Los presidentes de El Salvador, Guatemala y Honduras presentaron en Washington un plan para el desarrollo en respuesta a la crisis causada por miles de niños centroamericanos que en los meses pasados ingresaron solos y sin documentos de México a Estados Unidos.

Los mandatarios presentaron la iniciativa denominada Alianza para Prosperidad en Triángulo Norte en un encuentro el viernes 14 de noviembre en el que participó el vicepresidente de EE.UU., Joseph Biden, y el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, quien fue el anfitrión.

Biden hizo un llamado a un trato con “dignidad” a los menores de edad que se lanzaron a la larga travesía huyendo de la violencia y la inseguridad de sus países.

El vicepresidente anunció un programa para esos tres países que permitirá que ciertos padres de familia que están legalmente en EE.UU. soliciten el acceso a sus hijos bajo el Programa de Admisión de Refugiados.

“El programa para refugiados/admisión condicional no será una vía para que padres indocumentados traigan a sus hijos a Estados Unidos. En su lugar, el programa proporcionará una oportunidad de reunirse con los padres que viven legalmente en Estados Unidos a ciertos niños vulnerables, que corren riesgos. El programa comenzará a aceptar solicitudes en diciembre de 2014”, informó en un comunicado la Casa Blanca, con referencia a una información emitida por el Departamento de Estado.

Por su parte, los presidentes Salvador Sánchez Cerén, de El Salvador; Otto Pérez Molina, de Guatemala, y Juan Orlando Hernández, de Honduras, agradecieron el apoyo de EE.UU., el BID, así como de países como Colombia y México, en una responsabilidad compartida para afrontar los retos comunes de la migración y de la violencia relacionada con el narcotráfico.

Durante el evento los presidentes centroamericanos delinearon las propuestas contenidas en el Plan de la Alianza para la Prosperidad en el Triángulo Norte, que apunta a aumentar el crecimiento económico, las oportunidades de empleo, el acceso a la educación y la salud y las condiciones de seguridad en sus tres países.

Hernández, presidente de Honduras, dijo que “Washington debe entender que una Centroamérica con violencia y falta de oportunidades se convierte en un enorme riesgo para Estados Unidos y que, por el contrario, si hay paz y prosperidad es una buena inversión para ellos”.

“Este tema es doloroso para un presidente, porque nuestra gente, especialmente los niños, se van sin importar que ponen en riesgo sus vidas. Hace unos meses, cuando vimos esa crisis, dijimos que íbamos a enfrenarlo y eso estamos haciendo”, enfatizó.

En otro panel de la conferencia, líderes del sector privado propusieron medidas para mejorar el entorno para las inversiones y los negocios en los tres países centroamericanos. Asimismo, representantes de entidades multilaterales analizaron sus necesidades de desarrollo institucional y de capital humano.

“No debemos perder el impulso”, dijo Moreno, presidente del BID. “Debemos actuar rápidamente para construir una coalición de aliados dispuestos a tomar riesgos y a mantener su apoyo a esta propuesta a largo plazo”, indicó.

Como la principal fuente de financiamiento de largo plazo para América Latina y el Caribe, en los últimos cinco años el BID informó que ha provisto más de $3.000 mil millones en préstamos a El Salvador, Guatemala y Honduras para proyectos de desarrollo en diversos sectores.