Un matrimonio joven de Maryland dado a la obra social | El Tiempo Latino | Noticias de Washington DC
El Tiempo Latino
1:39 p.m. | 89° 8/17/2018

Un matrimonio joven de Maryland dado a la obra social


enny Delgado de Perú y Rob Rivers de EE.UU. llevan alegría y útiles escolares a niños peruanos

Milagros Meléndez-Vela | 11/21/2014, 6:29 p.m.
Un matrimonio joven de Maryland dado a la obra social
JUNTOS. Yenny Delgado y su esposo Rob Rivers con unos de los 1.000 niños que recibieron los últiles y mochila este año en Perú. |

Washington, DC.- El destino los juntó en 2007 en Lima, Perú. Ella, Yenny Delgado, de 25 años trabajaba como psicóloga en programas sociales de su natal Lima. Él, Rob Rivers, de Estados Unidos y también de 25, había terminado su doctorado en química y matemática en la Universidad de Cambridge, Inglaterra, y viajó a Perú con un grupo cristiano para hacer misiones.

“Al terminar mi doctorado en Inglaterra yo quería donar de mi tiempo para ayudar a la gente en otro país y así también aprender el idioma”, expresó Rivers, quien ahora trabaja como científico en los Institutos Nacionales de Salud (NIH), en Bethesda, Maryland.

“En ese entonces yo era directora de un programa de prevención de VIH cuando Rob llegó como voluntario”, contó Delgado.

A las pocas semanas, una salida al cine y una cena bastaron para dar el paso a ser pareja. Trabajaron juntos por un año con diferentes programas, especialmente sirviendo a niños de escasos recursos económicos.

Después del año Rivers se trasladó a Estados Unidos, pero continuaron la relación a la distancia. “En junio de 2009 trabajamos juntos en Costa Rica y allí tomamos la decisión de casarnos. Eso significaba que teníamos que mudarnos a este país”, dijo Delgado.

La pareja no quiso romper la relación con Perú y se aventuró a crear una fundación para continuar ayudando a los niños. “No tuvimos regalos de boda. Le pedimos a todos nuestros amigos que donaran un fondo para la fundación que queríamos crear y así lo hicieron”, contó Rivers.

En abril de 2010, tres meses después de su boda ya habían formalizado Umbrella Initiatives que se lanzó con el proyecto mochila. “Éste es un proyecto educativo que consiste en la entrega de mochilas con útiles escolares a niños de escuelas de primaria, ubicadas en vecindarios pobres de Perú”, contó Delgado.

El objetivo va más allá de la entrega de útiles. El programa consiste en la realización de un campamento de verano en una escuela, donde voluntarios participan dando clases a los niños para reforzarles en matemáticas, lectura y escritura. Al finalizar la semana los niños reciben las mochilas como clausura del campamento. El proyecto, que convoca a organizaciones locales e iglesias, ha crecido. Empezó en 2011 con dos escuelas y 100 niños. Este año sirvieron a 1.000 niños y se espera que en enero de 2015 sean 2.000 pertenecientes a 20 escuelas.

El crecimiento tiene su precio. Delgado tuvo que dejar su trabajo de maestra de inglés para dedicarse a tiempo completo a la fundación.

“El sacrificio vale la pena ”, dijo haciendo un llamado para participar de una cena de recaudación de fondos el 13 de diciembre.