Quantcast
El Tiempo Latino
7:25 p.m. | 70° 9/22/2018

Madres mantienen su activismo


Santiago David Távara | 10/3/2014, 2:35 p.m.
Madres mantienen su activismo
Madres activistas, acompañadas de sus hijos, en una reciente manifestación para pedir medidas más justas. | EFE

Madres latinas, indocumentadas, residentes permanentes y ciudadanas estadounidenses, han perdido el miedo para salir al frente del esfuerzo para presionar a los políticos de Washington DC a que aprueben medidas a favor de los inmigrantes.

El acto más reciente fue el 22 de septiembre, cuando cuatro madres, dos de ellas indocumentadas, fueron detenidas en un acto de desobediencia civil frente al Comité Nacional Demócrata (DNC) en DC, para exigir al presidente Barack Obama que frene las deportaciones.

La protesta frente a las oficinas del Partido Demócrata, impulsada por el grupo “Dream Action Coalition” (DRM), incluyó a madres indocumentadas, incluyendo a varias con bebés en los brazos, tanto del área de DC como de Nueva York, Arizona y Connecticut.

Una de las manifestantes fue la mexicana Teresa Galindo, de 70 años, con tres décadas en Estados Unidos ocho hijos y 13 nietos. El hijo de Galindo es el activista César Vargas, uno de los beneficiarios del programa de suspensión temporal a las deportaciones, conocido como DACA.

“Estoy aquí porque no quiero separarme de mis nietos, todos ellos ciudadanos estadounidenses”, anotó Galindo a la prensa.

Muchas de las “undocumoms” o “DREAMers Moms”, como se les llama a las madres indocumentadas de los dreamers enfrentan la separación de sus familias por las deportaciones que promedian las 1.100 por día.

Sin embargo, el ritmo de deportaciones ha caído un 20 por ciento en los últimos diez meses respecto al mismo periodo del año anterior, según un informe reciente de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), lo que sitúa las deportaciones en el nivel más bajo desde al menos 2007.

Mayra Canales, residente permanente en Mesa Arizona, también fue una de las manifestantes que viajó a DC para participar en la protesta. “Mi esposo está buscando actualmente refugio en una iglesia porque teme ser deportado en cualquier momento. Mi hijo, que tiene autismo, extraña a su padre”, indicó.

La activista Lenka Mendoza de “DREAMers Moms USA” informó que el 3 de noviembre su grupo tiene previsto organizar una huelga de hambre de 24 horas frente a la Casa Blanca, en vísperas de los comicios legislativos, estatales y locales del 4 de noviembre en todo el país.

Hay varios casos de otras madres que han salido de las sombras para hacer sentir su voz de protesta. La mexicana indocumentada Madai Ledezma Domínguez, de 32 años, casada y con una hija de 6 años, fue arrestada en un acto de desobediencia civil el 28 de agosto en una marcha frente a la Casa Blanca. “Si no arriesgo no voy a saber si voy a ganar”, dijo Ledezma, quien cruzó por la frontera hace 9 años y realizó el 1 de mayo un acto similar de desobediencia civil.

De manera similar, la argentina Alejandra Fernández sostuvo que es madre indocumentada de tres dreamers. Fernández participó en una protesta el 28 de julio, pero se abstuvo de realizar actos de desobediencia civil. . “No me voy a hacer arrestar, por mí sí lo haría, pero por mis hijos no, porque tengo que darles seguridad”, puntualizó.