Quantcast
El Tiempo Latino
10:47 p.m. | 77° 9/18/2018

Pentágono quiere reclutar a “dreamers”


Santiago David Távara | 10/3/2014, 2:38 p.m.
Pentágono quiere reclutar a “dreamers”
Varios jóvenes indocumentados aspiran servir en las fuerzas armadas de EE.UU. | Milagros Meléndez Vela

Activistas proinmigrantes recibieron con escepticismo el anuncio reciente por parte del Departamento de Defensa de permitir el ingreso en las Fuerzas Armadas de algunos jóvenes indocumentados beneficiados con el programa de suspensión a su deportación (DACA, siglas en inglés).

“Elogiamos a la administración (del presidente Barack Obama) en este primer paso para que los jóvenes bajo el DACA se enlisten en las fuerzas militares, reconociendo que tenemos mucho talento en la comunidad indocumentada del cual se pueden beneficiar” las Fuerzas Armadas, sostuvo en un comunicado el codirector del Dream Action Coalition, César Vargas.

Sin embargo, este cambio solo beneficiará a un reducido número de jóvenes indocumentados conocidos como “dreamers” que tienen conocimiento de otros idiomas o experiencia médica.

“Esperamos que nuestro comandante en jefe amplíe el programa a todos los dreamers con DACA para que nuestras Fuerzas Armadas superen los desafíos globales que enfrenta el país”, anotó Vargas.

El programa conocido como MAVNI (Military Accessions Vital to the National Interest) se ampliará para permitir que ciertos inmigrantes indocumentados ingresen en las filas del Ejército, siempre que cumplan con los requisitos del DACA para jóvenes que llegaron sin papeles cuando eran niños.

El programa piloto MAVNI está diseñado para admitir a personas con conocimientos muy demandados dentro de las Fuerzas Armadas. Hasta ahora el programa permitía reclutar a hasta 1.500 nuevos soldados con esas habilidades especiales, aunque en el anuncio del Pentágono realizado el 25 de septiembre no se aclaró cuántas personas más se beneficiarán de las nuevas normas. El programa MAVNI, es un proyecto piloto del Pentágono, pero el Departamento de Defensa notificó al Congreso sobre las nuevas normas y de la intención de mantenerlo vigente otros dos años más a partir de octubre, cuando comienza el nuevo año fiscal.

Normalmente, el Pentágono tiene problemas para reclutar soldados con alto conocimiento de árabe, chino, pastún o persa, por lo que previsiblemente este tipo de inmigrantes serán los más beneficiados. La Casa Blanca ha impulsado medidas a favor de los inmigrantes, como el DACA, ante la imposibilidad de que el Congreso se ponga de acuerdo para aprobar una reforma migratoria integral que facilite la legalización de unos 11 millones de indocumentados.

Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice, dijo que “la administración Obama debe ir más allá de MAVNI y ampliar la DACA a fin de poner en marcha una política que incluya al mayor número de dreamers posible”.

El que mostró un mayor escepticismo fue el legislador demócrata Luis Gutiérrez, del Comité Permanente Selecto sobre Inteligencia de la Cámara de Representantes y miembro del Comité Judicial y del subcomité de Inmigración y Seguridad Fronteriza. “Lo único que interfiere entre los beneficiarios de DACA y el servicio militar es la política”, afirmó el congresista.

La norma anunciada por el Pentágono “no tiene sentido” y tal vez lo mejor es que el gobierno de Obama espere que pasen las elecciones de noviembre para hacer una revisión general de sus políticas y de su capacidad de hacer los ajustes necesarios, recalcó Gutiérrez.

Las fuerzas militares reclutan anualmente a unos 5.000 extranjeros, que incluyen a residentes permanentes.

Desde 2006, aceptan a extranjeros con visas de estudiante o de turista, si tienen capacidades especiales, según un artículo reciente del diario USA Today.