Quantcast
El Tiempo Latino
1:20 p.m. | 88° 6/23/2017

Dreamer le grita a Obama


Blanca Hernández interrumpe al presidente

Santiago david Távara-ETL | 10/8/2014, 4:31 p.m.
Dreamer le grita a Obama
Blanca Hernández es expulsada de la gala de CHCI, el 2 de octubre de 2014, después de gritarle al presidente Obama durante su discurso por su récord en la deportación de inmigrantes indocumentados. | Alfredo Duarte Pereira para ETL

El presidente Barack Obama, quien enfrenta las críticas de los hispanos por su falta de liderazgo sobre inmigración, dio la cara a sus detractores y urgió el voto hispano en los comicios de noviembre para lograr cambios sustantivos.

CHCI Washington, DC 2 de octubre 2014

Alfredo Duarte Pereira para ETL

CHCI Washington, DC 2 de octubre 2014

Obama al finalizar su discurso ante el CHCI el 2 de octubre de 2014

Alfredo Duarte Pereira para ETL

Obama al finalizar su discurso ante el CHCI el 2 de octubre de 2014

Luego se despidió de los asistentes con apretones de mano y fotografías tras su discurso en una gala el 2 de octubre del Instituto de Liderazgo Hispano del Congreso (CHCI por sus siglas en inglés).

“Hace seis años, les pedí que creyeran y esta noche, les pido que sigan creyendo”, apuntó Obama a los asistentes a la gala que tuvo lugar en el Centro de Convenciones en DC. En una parte de su discurso, Obama fue interrumpido por la joven activista Blanca Hernández, quien fue sacada del lugar por agentes del Servicio Secreto, tras urgirle acción sobre inmigración.

En un mensaje partidista un mes antes de las elecciones en las que está en juego el control de ambas cámaras del Congreso, así como puestos a nivel estatal y local, Obama exhortó a los hispanos a que utilicen su poder del voto a favor de los demócratas para mejorar las perspectivas futuras sobre una reforma migratoria integral y otros temas importantes.

“Sí podemos... si votamos”, afirmó en español y luego en inglés.

El mandatario llegó a la gala acompañado de dos jóvenes indocumentados “dreamers”, como se les conoce a aquéllos que llegaron de niños a Estados Unidos, beneficiados del programa de suspensión a sus deportaciones conocido como DACA, por sus siglas en inglés.

“Quiero dar gracias especiales a dos jóvenes que llegaron conmigo desde la Casa Blanca, puntualizó Obama sobre los “dreamers” Luis y Víctor, becarios del CHCI, quienes “también son soñadores, viven y trabajan en un país al que consideran su hogar y lo convierten en un mejor lugar para todos nosotros. Sus historias inspiran, junto con la de otros becarios del CHCI, y me dan una gran esperanza por el futuro”, puntualizó.

El mandatario aseguró que entiende la “profunda frustración” de la comunidad hispana, que se profundizó más luego de que abandonó su promesa de emitir una medida ejecutiva a favor de algunos inmigrantes indocumentados y frenar las deportaciones que han llegado a cifras récord bajo su administración.

Obama dijo que aguardaría hasta después de las elecciones del 4 de noviembre, lo que fue interpretado por los activistas como una decisión en la que ha puesto la política por encima de las familias.

“En cuanto yo actúe —y ello ocurrirá entre las elecciones de noviembre y el fin del año— los opositores de la reforma utilizarán las mismas viejas estrategias para generar temor”, sostuvo el mandatario con relación a sectores republicanos conservadores que rechazan una acción unilateral que ignora al Congreso.

“Cuando los opositores salgan a decir quién sabe qué cosas, voy a necesitar que ustedes me respalden”, recalcó el mandatario entre el aplauso cordial del público, aunque no tan entusiasta en comparación con años anteriores.

El presidente reiteró que “no es una cuestión de si (se hará) o no, sino de cuándo”.