Quantcast
El Tiempo Latino
7:02 p.m. | 89° 5/20/2018

Lo difícil de ser una inmigrante


Búsqueda personal

Sandra Orellana-oped | 10/9/2014, 11:57 a.m.
Lo difícil de ser una inmigrante
Sandra Orellana es asociada de Herbalife. | ETL

Soy originaria de San Miguel, El Salvador, y llevo 7 años con Herbalife. Vine a Washington, DC, como parte de un grupo de asociados que se entrevistó con los representantes políticos en el Congreso para decirles quiénes somos y cómo nuestro trabajo nos ha cambiado la vida.

Llegué hace 23 años a Estados Unidos y en todo este tiempo siempre busqué la manera de salir adelante. Llegué con la ilusión de tener un negocio.

Mi mamá siempre me puso esa semillita de que un negocio es mejor que un trabajo.

Yo estudié para maestra y trabajé de maestra en El Salvador, pero cuando llego a este país empiezo a hacer de todo. Estoy agradecida de vivir en este país, pero en los años 90 en Carolina del Norte había mucho racismo y, además, con la barrera del idioma, no había manera que me contrataran en ninguna parte. Conseguí trabajo en una lavandería donde ganaba $4,25 la hora.

Pasé 10 años de lavandería en lavandería. Luego trabajé en restaurantes, en daycare, de todo…

Finalmente, en el 2000 conozco el concepto de multinivel a través de una compañía de cosméticos. Escalo en esa compañía pero siento que lo que hacía allí no beneficiaba a nadie, estaba estresada. Lo dejé. Pero seguía con la ilusión de empezar un negocio independiente.

Empiezo a estudiar en el college para ayudante de enfermera. Entonces consigo trabajos de largas horas, empecé a hacer dobles turnos porque necesitábamos dinero y mi salud me empieza a fallar. Desarrollé un aneurisma en el cerebro. Iba perdiendo mis habilidades, pero con cuatro hijos había necesidad y había que seguir adelante. Siempre he estado con mi esposo y él me apoya pero no era suficiente. Un día me llevaron de emergencia. Me tuve que quedar en casa a recuperarme y entonces llamó a la puerta una pareja de ecuatorianos que me dieron a probar el producto de Herbalife. Con una barrita de proteína en 15 minutos siento que me puedo mover y me siento bien y quise una membresía.

Ellos me enseñaron muy bien y empecé a hablar con la gente. Me encanta lo que hago. La ciudad donde vivo no es muy saludable pero donde empezamos con los programas la zona se mejora. Ayudo a familias, y dos de mis hijos me ayudan con el club nutricional, feedcamp. Nosotros le llamamos Día Social o Picnic.

ORELLANA ES ASOCIADA DE HERBALIFE DESDE HACE 7 AÑOs.