Quantcast
El Tiempo Latino
6:12 p.m. | 50° 11/17/2017

Orioles vs. Royals: un duelo de ofensivas


Comienza la serie de campeonato de la Liga Americana en Camden Yards

AP | 10/10/2014, 5:54 a.m.
Orioles vs. Royals: un duelo de ofensivas
El jonronero dominicano de los Orioles de Baltimore, Nelson Cruz, es clave en la ofensiva de su equipo en la serie de campeonato de la Liga Americana contra los Royals de Kansas City. | EFE

BALTIMORE, Maryland— Velocidad contra poder.

Los sorprendentes Reales de Kansas City y los imperturbables Orioles de Baltimore son extremadamente similares excepto por un elemento importante: la manera en que anotan carreras. Es muy probable que el equipo que utilice mejor su método convencional de ofensiva gane la serie por el título de la Liga Americana, que da inicio hoy viernes 10 por la noche.

Prepárese para un duelo entre batazos cortos y batazos largos.

En abril, pocos habrían predicho que estos serían los dos últimos equipos con vida en la Liga Americana. Pero la forma en que llegaron a este punto —con barridas sorprendentemente fáciles en sus series divisionales— hace este duelo fascinante.

Incluso más fascinantes son sus estilos contrastantes.

A los Reales les encanta tomar esa extra base, ya sea convirtiendo un sencillo en doblete o colocarse en posición de anotar a través del robo de base. Kansas City encabezó las Grandes Ligas con 153 robos de bases durante la temporada regular para luego, con el veloz novato Terrance Gore, agregar siete en una victoria en el duelo de comodines sobre Oakland y cinco más en una barrida de tres juegos ante los favoritos Angelinos de Los Angeles.

"Velocidad. Eso es lo que hacemos", dijo el bateador designado Billy Butler. "Obviamente uno debe ser inteligente, pero somos un equipo muy agresivo. Cuando nuestros jugadores de velocidad se embasan les gusta avanzar. Eso es lo que nos ha traído a este punto —eso, y el trabajo de lanzadores y defensa".

Los Orioles, al igual que los Reales, cuentan con una sólida rotación de abridores, un bullpen efectivo y una sólida defensa. Pero Baltimore prefiere recorrer las bases en una forma más pausada.

Si bien Baltimore terminó la temporada regular en el último lugar de las mayores con 44 robos de bases, liderí la liga con 211 cuadrangulares. El dominicano Nelson Cruz pegó 40 de ellos, sólo 55 menos que los conectados por los Reales mientras Kansas City terminaba la campaña en el fondo de Grandes Ligas siendo el único equipo que no llegó a 100 jonrones.

Y es así como las líneas están trazadas. Cualquiera que sea el cuerpo de lanzadores capaz de suprimir el método de ataque preferido del rival será el que tenga más probabilidades de abrirse paso a la Serie Mundial.

"Obviamente, se nos pedirá mantener a raya a los Orioles en términos de su poder y el gran inning", dijo el derecho de los Reales Jeremy Guthrie, que lanzó por Baltimore de 2007 a 2011. "Por otro lado, a los lanzadores de los Orioles se les pedirá que traten de mantener a nuestros corredores cerca de las bases y que no nos permitan hilvanar un par de sencillos que nos den carreras".

Es así de sencillo.

Cruz pegó un cuadrangular en el triunfo con el que los Orioles aseguraron su pase sobre los Tigres de Detroit el domingo, y pocas horas después Eric Hosmer y Mike Moustakas contribuyeron cada uno con un batazo de dos carreras en la victoria de los Reales de 8-3 sobre los Angelinos.

"Los cuadrangulares son definitivamente un elemento que marca diferencia en el juego", indicó Butler. "Eso es lo que hemos estado haciendo en los playoffs. Hemos logrado que jonrones ganen partidos, pero esa no ha sido la manera en que ganamos juegos a lo largo de la temporada. Aun así, es bueno contar con ellos cuando llegan".

El duelo en el montículo el viernes mide a James Shields, de los Reales, con el derecho Chris Tillman. Shields tiene foja de 11-7 de toda su carrera frente a Baltimore, incluyendo una marca de 2-0 esta campaña.

Shields prefirió no explicar su éxito contra los Orioles, pero se limitó a decir que "es una de esas cosas, creo. Siento que puedo lanzar bien en contra del equipo que sea en un día cualquiera".