0

Plaza comunitaria para la educación

The Family Place abre las puertas a la superación con un plan de enseñanza del español para adultos
DIRECTOR. El uruguayo Tony Brun ayuda a uno de los estudiantes.

DIRECTOR. El uruguayo Tony Brun ayuda a uno de los estudiantes.

“Cuando vine a Estados Unidos no sabía nada leer ni escribir”, contó el salvadoreño Luis Díaz, estudiante del programa Plaza Comunitaria de la organización The Family Place, que ofrece clases de alfabetización y otros servicios a los latinos del área. “Soy del campo. Mis padres decían que uno iba a la escuela solo a aprender cosas malas, pero viéndolo bien el estudio es muy importante para desarrollar nuestra mente, nos sentimos más disciplinados”, indicó Díaz en entrevista con El Tiempo Latino.

Díaz, quien trabaja en construcción, dijo que ahora siente un “privilegio y una emoción” al poder leer la Biblia y las etiquetas en los productos que usa para su trabajo. Testimonios similares relataron los salvadoreños Joaquín Rosa y Fabián Benítez así como Sonia Silvidania, que durante la semana acuden a clases, pese al cansancio después de una larga jornada laboral. “Gracias a Dios ya puedo escribir mi nombre y ya puedo leer un poquito”, dice con orgullo Rosa, quien trabaja en una panadería y desde pequeño laboró en agricultura, ganadería y después en barcos pesqueros. “Aquí estoy echándole ganas” al estudio, dijo por su parte, Benítez, quien trabaja en un restaurante, y le gustaría seguir estudios de albañilería. La guatemalteca Silvidania, quien trabaja en limpieza de casas, conduce su vehículo desde Virginia por una hora y media para acudir a las clases. “Allá en mi país no estudié, mi mamá trabajaba y yo cuidaba a los hijos que ella tuvo, por eso no pude ir a la escuela”, relató.

Entre los asesores voluntarios se encuentra Carlos Alburqueque, ‘Art Director’ en El Tiempo Latino. “Llevo años ayudando en centros de este tipo y es un orgullo y un privilegio relacionarme con estas fantásticas personas que tienen un gran espíritu de superación”, dijo Alburqueque.

Las asesoras voluntarias María Lameiro, jubilada del gobierno federal, y Sonia Sarah Yogoda, empleada en una entidad de desarrollo internacional, indicaron que sienten vocación de servir.

“Este es un segmento olvidado de la comunidad. Las personas adultas no tienen quién abogue por ellos”, anotó Lameiro.

Tony Brun, director del programa, afirmó que muchas personas llegan a este país con el deseo de ir mucho más allá de donde sus papás llegaron”.

El programa Plaza Comunitaria cuenta con la colaboración del Consulado de México y el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos de México. The Family Place está localizado en el 3309 16th St NW, Washington, DC 20010. Inf. 202-265-0149.