Quantcast
El Tiempo Latino
10:06 a.m. | 38° 11/24/2017

Juntas reflejan el poder de la mujer


A Sagrario Ortiz y Myriam Figueroa las une la pasión por motivar a las mujeres latinas

Milagros Meléndez-Vela | 10/17/2014, 12:10 p.m.
Juntas reflejan el poder de la mujer
DÚO. La dominicana Sagrario Ortiz (izq.) y argentina Myriam Figueroa lideran la revista, programa radial y movimiento El Poder de Ser Mujer. | Milagros Meléndez-Vela/ETL

El destino las juntó. Ocurrió después de leer un artículo publicado en El Tiempo Latino en marzo de 2014. Desde entonces la argentina Myriam Figueroa y la dominicana Sagrario Ortiz no se han separado. Ahora forman un dúo dinámico con la única misión de motivar a las mujeres hispanas del área metropolitana a levantar su autoestima y superarse.

“Cuando en marzo yo leí un artículo sobre Sagrario anunciando un evento de mujeres, me dije a mí misma ‘¿quién es esta mujer que sola, de la nada, está organizando una conferecia de tal magnitud?. Quiero conocerla’. Por eso me inscribí al evento”, expresó Figueroa, quien ahora codirige al lado de Ortiz el movimiento El Poder de Ser Mujer.

En ese entonces Ortiz había convocado a la conferencia “El Poder de Ser Mujer”, un sueño que partió del programa radial semanal del mismo nombre que Ortiz dirigía junto a una colega.

El objetivo era reunir a mujeres hispanas del área metropolitana e incentivarlas para que aumenten su autoestima, inviertan en su futuro y se mantengan saludables.

Ortiz, quien estudió mercadeo en su natal República Dominicana, dedicándose a interactuar en conferencias de superación, emigró a Estados Unidos hace cuatro años, al área de Maryland, donde vive con su esposo e hijos.

“Al llegar aquí me di cuenta que los inmigrantes, especialmente las mujeres vivían las mismas situaciones y a veces peores que las que se experimentan en nuestros países”, dijo al señalar que por esa razón decidió hacer un programa de radio dedicado a la mujer.

Para Figueroa captar la energía de Ortiz, a través de la nota de El Tiempo Latino, y conocerla en persona fue crucial. “Me cambió la vida”, dijo Figueroa.

Hasta entonces Figueroa —quien había trabajado como facilitadora de terapias de mujeres en su natal Argentina— no había encontrado un espacio donde desarrollarse en este país.

“Tenía tres años aquí y quería regresarme a Argentina. Extrañaba todo y no me acostumbraba a mi nueva vida”, expresó la mujer que emigró a Virginia después de casarse con un estadounidense.

Cuando conoció a Ortiz empezaron a hacer planes para trabajar juntas y comenzaron a soñar, “Pude sentir su fuerza de liderazgo”, expresó Figueroa. “Hubo química”, dijo Ortiz. “Era como si nos hubiéramos conocido desde siempre. Hasta compartimos el mismo día de cumpleaños, el 14 de abril”, agregó.

En los meses siguientes el dúo llevó a cabo círculos de mujeres y talleres. Ambas elaboraron una revista y continuaron con el programa radial pero ya no en una emisora sino vía internet.

Y como si fuera poco, el próximo sábado 25 de octubre realizarán la Conferencia de Liderazgo para la Mujer Latina en un hotel de Springfield, Virginia.

“Éste es un esfuerzo tremendo pero que vale la pena”, dijo Ortiz, quien confesó que sin los esposos de cada una de ellas apoyándolas en todos los detalles “no lo podríamos hacer”, sonrió.