Quantcast
El Tiempo Latino
2:48 p.m. | 94° 7/22/2017

Pude ver una luz de esperanza


Testimonio de vida

Ani Nelson-oped | 10/18/2014, 5:05 p.m.
Pude ver una luz de esperanza
Ani Nelson | ETL

Vine a Washington, DC, como parte de un grupo de asociados de Herbalife que se entrevistó con sus representantes políticos en el Congreso federal para enseñarles el rostro humano de quienes formamos parte de una compañía que nos ha ayudado a progresar y ha traído luz a nuestras vidas. Me dijeron que un millonario de Wall Stree había apostado que nuestra compañía iba a fracasar y nos estaba abusando. No lo podía creer.

Me llamo Ani Nelson. Soy peruana y llevo 14 años con Herbalife. Yo no buscaba una oportunidad de negocio, tan solo quería sentirme bien.

No tenía energía, pero era joven: tenía 21 años. Mi hermana empezó con el negocio y me dijo que necesitaba ese producto. Yo le hice caso y me cambió todo.

Mi piel mejoró muchísimo. Trabajaba como terapista física y llegó un tiempo difícil porque mi esposo cayó con graves problemas de salud. Cuando lo internaron en el hospital no le daban chances de sobrevivir. Yo seguí trabajando con el producto de Herbalife porque la gente me lo pedía, y en ese tiempo pude salir adelante gracias al apoyo de los distribuidores y a que había un sistema en el que podía guiar a otras personas.

Mi negocio estaba construído por gente que conocía y confiaba en mi. Mi esposo seguí en el hospital, yo estaba embarazada y tuve que dejar mi trabajo. Pero me salvó que se abrió Perú y pude dejar el trabajo fijo para concentrarme en el negocio y en 4 meses mis ingresos crecieron. Sin Herbalife no sé dónde estaría. Me ofreció la manera de sostenerme cuando mi vida era un túnel oscuro. Y se lo agradezco al sistema y a los distribuidores.

Ahora mi esposo es un hombre milagro. Este pasado verano empezó a correr maratones y ganó medallas. No tiene ni siquiera colon y hace deporte y carreras y hemos organizado un “nutrition camp” para la comunidad.

Vivimos a 30 minutos de Salt Lake City. Después de su enfermedad y de dos transplantes de higado, mi esposo no pudo mantener su trabajo. Pero cuando entró en Herbalife él encontró su pasión.

Para mi, nuestro trabajo es una bendición, es un vehículo que nos ha llevado a metas que nunca pensamos que podríamos lograr. Y, además, nos ha dado la oportunidad de estar con nuestra hija y disfrutarla. Ahora ella nos tiene todo el tiempo.

ANI NELSON ES ASOCIADA DE HERBALIFE DESDE HACE 14 Años.