Quantcast
El Tiempo Latino
10:44 a.m. | 63° 5/23/2017

Los rostros opuestos de los "dreamers"


Mientras que miles de jóvenes se benefician con DACA otros miles se quedan fuera

9/8/2014, 6 a.m.
Los rostros opuestos de los "dreamers"
Enrique López (izq.), de 24 años, pensó que podía ser beneficiado con la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) pero le faltó un requisito. En cambio Daniel Niño, de 19 años, (Der.) está protegido desde 2012. |

La vida le cambió para bien

ALIVIO. Daniel Niño de 19 años está protegido desde 2012 con la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia.

ALIVIO. Daniel Niño de 19 años está protegido desde 2012 con la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia.

El último año escolar de Daniel Niño en 2012 fue el año de la frustración y decepción. El joven colombiano de 17 años chocó con la dura realidad del indocumentado. “Yo sabía que mi visa se había vencido y que no teníamos papeles, pero hasta entonces no entendía la magnitud de lo que eso significaba”, dijo a El Tiempo Latino, el joven que reside en Gaithersburg, Maryland.

Mientras que muchos de sus amigos empezaban a obtener sus licencias de conducir y enviar solicitudes para ser aceptados en las universidades, él se vio con las puertas cerradas.

“Cuando quise sacar mi licencia, mis padres me dijeron que no podía porque era ‘indocumentado’. Recién allí me di cuenta de lo que eso significaba en mi vida. Peor aún cuando varios de mis amigos estaban siendo aceptados en las universidades y yo no tenía esperanza”, contó Niño.

Niño llegó a Estados Unidos con su familia cuando tenía 11 años. “Aquí estudié, viví mi adolescencia, tuve mis mejores amigos y mi vida, pero era considerado ‘ilegal’”, dijo.

El estudiante se había resignado a terminar su escuela y trabajar para pagar sus clases en un colegio comunitario. “Yo estaba dispuesto a trabajar en lo que fuera”, indicó.

Sin embargo, su vida cambió cuando en junio de 2012 el presidente Barack Obama emitió una orden ejecutiva para proteger de la deportación y darles permisos de trabajo cada dos años a los jóvenes que llegaron a Estados Unidos siendo niños y que cumplen con otros requisitos.

La medida es conocida como la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés).

Las personas elegibles son los llamados “dreamers” (soñadores): jóvenes indocumentados que llegaron al país antes de cumplir 16 años y antes del 15 de junio de 2007, entre otros requisitos.

El primer día disponible para solicitar DACA fue el 15 de agosto de 2012. Niño estuvo entre los primeros miles que llenaron su solicitud con la organización CASA de Maryland, ese día.

“Mi permiso de trabajo me llegó en los primeros días de diciembre. Me sentí tan feliz por ello”, comentó.

Con el documento, Niño podía trabajar en cualquier sitio sin preocupación. De hecho que lo hizo para CASA de Maryland.

Ahora a los 19 años, el joven que estudia negocios en el Montgomery College planea hacer su transferencia a la Universidad de Maryland.

Dentro de dos meses tendrá que renovar la solicitud para obtener el beneficio por unos dos años más. “Mi vida me cambió por completo. Ahora me siento libre y capaz de poder estudiar y trabajar sin problema. Hasta mi autoestima subió”, dijo,

Sin embargo a Niño le preocupa la situación de sus padres. “Yo estoy bien pero mis padres no. Siempre hay el temor de que los deporten porque no tienen ningún tipo de protección”, finalizó.

Sin ningún tipo de amparo

FRUSTRACIÓN. Enrique López (izq.) espera que Obama emita una orden ejecutiva a favor de los indocumentados

FRUSTRACIÓN. Enrique López (izq.) espera que Obama emita una orden ejecutiva a favor de los indocumentados

Cuando Enrique López escuchó sobre la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), un programa federal que permite a cierto grupo de jóvenes indocumentados trabajar legalmente y evitar una deportación, se ilusionó en gran manera.