Quantcast
El Tiempo Latino
2:23 a.m. | 73° 9/26/2018

Colombia: ahora o nunca para la paz


Conferencia en Miami

Santiago David Távara-ETL | 9/17/2014, 8:23 p.m.
Colombia: ahora o nunca para la paz
Panelistas exponen sus puntos de vista sobre el conflicto colombiano durante un seminario en Miami el 17 de septiembre de 2014. | Santiago Tavara-ETL

Miami - Funcionarios del gobierno colombiano, académicos y representantes de organizaciones no gubernamentales indicaron en un seminario en Miami, Florida, que “el camino para las armas está agotado” y que ahora existen las mejores condiciones para alcanzar la paz con la guerrilleras FARC luego de 50 años de un conflicto que ha polarizado el país.

En la sesión informativa realizada el miércoles 17 de septiembre —y que fue impulsada por la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano y el Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Miami— participaron Humberto de la Calle Lombana, jefe de la Delegación del Gobierno de Colombia en la Mesa de Conversaciones de La Habana, y Sergio Jaramillo Caro, Alto Comisionado para la Paz y negociador plenipotenciario.

Los panelistas incluyeron además a Luis Carlos Villegas, embajador de Colombia en Estados Unidos; Ariel Armony, director del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Miami, y Jaime Abello Banfi, director general de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano.

Los participantes coincidieron en defender el impulso al proceso de paz pese a los recientes incidentes de violencia que han dejado siete policías muertos, al afirmar que se ha mantenido un nivel de confidencialidad, discreción y con una agenda clara que han prometido respetar tanto el gobierno como las guerrilleras Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

Advirtieron, sin embargo, que la afirmación sobre posibilidad para alcanzar la paz no quiere decir que haya un pronóstico o una garantía, pero está presente la certeza real de terminar con el conflicto.

El gobierno colombiano ha resaltado los avances en el desarrollo económico y en la lucha contra la pobreza, aunque reconocen que los inversionistas necesitan un acuerdo a largo plazo para incrementar sus recursos en importantes sectores.

Otros temas que tocaron fue la lucha contra el crimen organizado por que controlan los narcotraficantes, la existencia de grupos paramilitares, la restitución de tierras a personas desplazadas por el conflicto y garantías a miembros de las FARC en caso de que acepten reintegrarse a la sociedad y participar en el sistema democrático como ha ocurrido ya en el caso de El Salvador.

En las negociaciones en La Habana se han dejado la retórica empapada de acusaciones así como el debate ideológico, para centrarse en puntos concretos para alcanzar la paz y la responsabilidad no solo del Gobierno colombiano sino de la guerrilla en cuanto a sus compromisos cuando depongan las armas, de acuerdo con los asistentes.

El paso principal es el camino a terminar de una vez por todas con el conflicto que ha desangrado al país con miles de muertos y desplazados, para luego asegurar el afianzamiento del proceso de paz, con un reforzamiento de las instituciones democráticas, según indicaron.

El Gobierno y las FARC acordaron como parte de los principios básicos para iniciar el proceso de paz en La Habana en noviembre de 2012 que no se produciría un cese al fuego hasta alcanzar un eventual acuerdo, aunque la guerrilla lo ha solicitado desde entonces en varias ocasiones.

En Colombia, las FARC reiteraron el miércoles 17 de septiembre su pedido por un cese al fuego bilateral con el Gobierno después de la muerte reciente de siete policías en un ataque conjunto entre la guerrilla y bandas criminales que dejó además cinco heridos en el norte del país.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ordenó por su parte a las Fuerzas Militares y a la Policía "arreciar" las operaciones contra las guerrillas y las bandas criminales tras el ataque contra los policías.