Quantcast
El Tiempo Latino
2:24 a.m. | 53° 11/22/2017

Afrodescendientes piden reconocimiento


9/26/2014, 2:54 p.m.
Afrodescendientes piden reconocimiento
El hondureño Marvin Figueroa, asesor del senador Mark Warner, dice que hace falta un mayor reconocimiento para los afrolatinos. | Santiago David Távara

Marvin Figueroa, un afrohondureño quien trabaja como asesor en la oficina del senador demócrata de Virginia, Mark Warner, afirmó que todavía queda mucho por hacer para lograr el reconocimiento de los afrodescendientes.

“No hay un reconocimiento a las personas afrolatinas, cuando uno ve la televisión no ve personas de esa comunidad. Pero somos parte de la comunidad”, puntualizó Figueroa en una entrevista con El Tiempo Latino.

Figueroa fue panelista del seminario “Revisiting Our Black Mosaic” auspiciado por el Museo Anacostia del Instituto Smithsonian y el Centro Woodrow Wilson en DC.

En el seminario, los panelistas analizaron los avances y desafíos al cumplirse 20 años de la realización de la exhibición en el Museo Smithsonian titulada “Black Mosaic: Race, and Ethnicity among Black Immigrantes in Washington, DC”.

La exhibición “Black Mosaic” fue el primer proyecto que analizaba las percepciones y realidades sobre la raza, nacionalidad y origen étnico de las comunidades urbanas afrosdecendientes.

El proyecto presentó en esa oportunidad historias personales de afrodescendientes de América Latina, África y el Caribe que llegaron al área de DC, en un desafío a la noción que se creía de lo que es un afroamericano.

Figueroa dedica tiempo como voluntario en programas comunitarios para aconsejar a jóvenes latinos y afroamericanos.

El mensaje para ambas minorías es que “aunque sean pobres, pueden sobresalir”, afirmó.

“En este país hay que aprovechar las oportunidades. Somos un pueblo que sí lucha, siempre estamos luchando, saliendo adelante”, indicó con respecto a los latinos.

Figueroa señaló, sin embargo, que el desafío es “cómo cerrar esa brecha racial que cada día crece” para los afrodescendientes.

Organizado por Ariana Curtis, de origen panameño, curadora del Museo Anacostia para estudios latinos, la exhibición incluyó un total de seis paneles en el que se abordaron los cambios a nivel local y nacional.