0

Cura Solalinde dice que Gobierno mexicano busca "neutralizarlo"

Control policial en Ixtepec
El padre Solalinde en la oficina de El Tiempo Latino en abril de 2013.

El padre Solalinde en la oficina de El Tiempo Latino en abril de 2013.

El padre Alejandro Solalinde habla tras recibir del presidente de México, Enrique Peña Nieto, el premio de Derechos Humanos 2012,  el 10 de diciembre de 2012, en la residencia oficial de los pinos en Ciudad de México.

EFE

El padre Alejandro Solalinde habla tras recibir del presidente de México, Enrique Peña Nieto, el premio de Derechos Humanos 2012, el 10 de diciembre de 2012, en la residencia oficial de los pinos en Ciudad de México.

México, 11 abr (EFE).- El sacerdote y activista Alejandro Solalinde denunció hoy que el Gobierno de México busca "neutralizarlo" y que, además, ha establecido un fuerte control policial en Ixtepec, en el sureño estado de Oaxaca, para frenar la caravana que organiza hacia Ciudad de México.

"El Gobierno piensa: 'Si logramos neutralizarlo (a Solalinde), los demás aprenderán la lección'. Ésta es la voz del Estado de México, cada vez más represor", dijo.

El viernes el Gobierno mexicano notificó a Solalinde que los extranjeros que participen en la caravana "Viacrucis Fronteras Aliadas" hacia Ciudad de México y que se encuentren de forma irregular en el país serán deportados.

"El Instituto Nacional de Migración (INM) le hizo saber que los extranjeros que administrativamente se encuentren regulares podrán transitar libremente por territorio nacional", señaló el organismo gubernamental en un comunicado.

Sin embargo, añadió, en el caso de los extranjeros que se encuentren de manera irregular "se aplicará la Ley de Migración para ponerlos en inmediata comunicación con sus representaciones consulares y posteriormente otorgarles el retorno asistido a su país de origen".

Según aseguró hoy el sacerdote, en Ixtepec hay retenes y filtros de seguridad en cada entrada y salida de la ciudad que se dedican a inspeccionar autobuses y vehículos particulares.

"El primer reten, y más cercano, cuenta con 280 policías y varias unidades de migración", dijo Solalinde, quien especificó que, de alejarse del albergue, los extranjeros corren peligro de sufrir "detenciones en caliente".

De celebrarse, en la caravana participarán 205 migrantes del total de 400 que atiende su albergue, detalló.

El sacerdote es un activista y defensor de los derechos de los migrantes, principalmente centroamericanos, y ha denunciado que fue presionado y amenazado por grupos del crimen organizado y autoridades en el sur de México.

Amnistía Internacional manifestó el viernes su preocupación por la seguridad de más de 400 migrantes y sus defensores "debido al reciente bloqueo al 'Viacrucis Fronteras Aliadas".

"Los organizadores fueron informados que un agente federal amenazó a los dueños del transporte que ya se había alquilado para su traslado alegando que podrían ser detenidos y acusados de tráfico de personas, por lo cual el transportista se negó a dar el servicio", agregó AI.

Dicha versión fue corroborada hoy por Solalinde.

A pesar de las presiones, el sacerdote dijo que recibirá en los próximos días visitas de una agencia de la ONU y de Amnistía Internacional, por lo que espera que la caravana pueda salir en la madrugada del miércoles próximo.