Quantcast
El Tiempo Latino
10:15 p.m. | 76° 9/22/2017

Niños migrantes se enfrentan a la deportación


Muchos se acogen a opciones legales para quedarse en el país. Otros se encuentran en el limbo

Milagros Meléndez-Vela | 4/24/2015, 12:25 p.m.
Niños migrantes se enfrentan a la deportación
VA. Corina (der.), quien vive con sus padres y hermano, cumplió 18 años, lo que hace díficil pedir una protección. | Milagros Meléndez-Vela/ETL

REPRESENTACIÓN LEGAL HACE LA DIFERENCIA

Según un informe de junio de 2014 los niños que cuentan con una representación legal tienen más opciones de quedarse en el país:

• 9 de cada 10 niños que no tienen un abogado son deportados: Un reporte sobre la crisis migratoria que vive EEUU dice —que hasta junio de 2014—nueve de cada diez niños que aparecieron en las cortes sin representación legal fueron deportados. El informe del Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC), el sistema de monitoreo de datos de las Cortes de Inmigración con sede en la Universidad de Siracusa, dijo que 77%, recibieron una orden de deportación, 13% recibió una orden de “Salida Voluntaria” (Voluntary Departure). Sólo un 10% logró quedarse en el país.

• El 47% de los que tienen abogado se quedan: El mismo informe dijo que casi la mitad de niños que lograron una representación de un abogado terminaron quedándose en el país.

• Casos de éxito serían más: Aunque no hay recientes informes que reflejen el destino de los niños llegados el año pasado, activistas y políticos creen que son más los que podrían quedarse en el país.”En Maryland, muchos de los niños pueden acogerse a un estatus especial para jóvenes”, señaló la delegada estatal Ana Sol Gutiérrez.

• Crisis en 2014: La ola de menores que cruzaban la frontera sin compañía provocó que el Gobierno declarara esta situación como una crisis humanitaria. Entre octubre de 2013 y septiembre de 2014, la cifra de niños que cruzaban solos se duplicó a 68.000.

• Menos niños: Se espera menos niños migrantes este año. Honduras dice que la migración de sus menores bajó 75%.

Arlington, VA>-La sala 1 de la corte de inmigración en Arlington, Virginia, estaba repleta de una decena de niños y adolescentes acompañados de sus padres, apoderados o abogados, el lunes 20 de abril.

Era un día cualquiera para el juez Robert Owens, quien ese lunes tenía asignados 75 casos de menores centroamericanos que cruzaron la frontera ilegalmente sin compañía. La mayoría llegó el año pasado.

La tensión en la sala se rompió con la sonrisa y el saludo en español del juez Owens, aunque el preámbulo que ofreció no fue del todo agradable. “¿Ustedes saben por qué están acá?. Dejénme explicarles”, dijo con un tono amable. Al instante les indicó que si habían venido a esa corte es porque el “Gobierno tiene un caso en contra suyo y están enfrentándose a un proceso de deportación”.

Sin embargo, calmó los ánimos al explicar que sus casos pueden ser revisados y les aseguró que “hoy nadie va a ser expulsado”.

Varios de los menores estaban regresando por segunda vez a esa corte, entre ellos Corina, una adolescente guatemalteca, de 18 años, que en julio de 2014 cruzó la frontera sin compañía y fue detenida por los agentes de inmigración. Con ella estaba su padre, quien prefirió no ser identificado.

“Mi primera corte fue el 24 de diciembre, justo en vísperas de Navidad”, expresó Corina, quien había recibido la notificación para presentarse apenas una semana anterior.