Quantcast
El Tiempo Latino
1:57 a.m. | 55° 10/18/2018

La Orquesta Don Bosco conquista Washington


Silencia con su música en el Kennedy Center los gritos de la violencia en El Salvador

Miguel Guilarte | 4/27/2015, 10:45 p.m.
La Orquesta Don Bosco conquista Washington
Los asistentes al Concert Hall del Kennedy Center tributan una ovación de pie a la orquesta y Coro Sinfónico Polígono Industrial Don Bosco de San Salvador, el lunes 27 de abril de 2015 en Washington, DC. | Miguel Guilarte/ETL

Una joven interpreta un solo de violín durante el concierto de la Orquesta Don Bosco en el Kennedy Center.

Miguel Guilarte/ETL

Una joven interpreta un solo de violín durante el concierto de la Orquesta Don Bosco en el Kennedy Center.

WASHINGTON, DC.— Canciones populares como El Carbonero, de Francisco "Pancho" Lara; Carnaval, de Celia Cruz, y un popurrí de Pérez Prado, se mezclaron con piezas clásicas como el Hallelujah de Handel y Lacrimosa de Mozart durante el primer concierto que ofreció la Orquesta y Coro Sinfónico Polígono Don Bosco de San Salvador en Washington, DC.

Cientos de personas, en su mayoría salvadoreños, llenaron la Sala de Conciertos del Kennedy Center y se deleitaron con las melodías de este grupo de 130 niños que han logrado sobrevivir a la extrema violencia y el crimen que los rodea en San Salvador.

Antes de la interpretación de los himnos nacionales de Estados Unidos y El Salvador, el padre José “Pepe” Morataya, fundador de la Fundación Edytra y mentor de estos jóvenes, agradeció a todos quienes han hecho posible esta realidad, especialmente a un hombre como Roberto Kriete, fundador y presidente de Avianca, “quien fletó un avión completó para traer a estos niños a este país”.

De izq. a der.: el cofundador y director de la Junta Directiva de AVIANCA, Roberto Kriete, el Ministro de Relaciones Exteriores de El Salvador, Hugo Martínez; el padre José "Pepe:  Morataya, el embajador de El Salvador en Washington, Francisco Altschul y el director del Banco Mundial para Centroamérica, Humberto López instantes después de la rueda de prensa que ofrecieron antes del concierto del Kennedy Center.

Miguel Guilarte/ETL

De izq. a der.: el cofundador y director de la Junta Directiva de AVIANCA, Roberto Kriete, el Ministro de Relaciones Exteriores de El Salvador, Hugo Martínez; el padre José "Pepe: Morataya, el embajador de El Salvador en Washington, Francisco Altschul y el director del Banco Mundial para Centroamérica, Humberto López instantes después de la rueda de prensa que ofrecieron antes del concierto del Kennedy Center.

“Desde que nos montamos en el avión en El Salvador, cuando nos movimos en el aire por pequeñas turbulencias y hasta que aterrizamos en Virginia, ayudados por toda la magia que Avianca puso para entretener a los niños durante el viaje, estos niños y jóvenes han vivido un sueño al mejor estilo de Disney World”, dijo Morataya en la presentación de la orquesta.

El sueño de un grupo de niños y jóvenes músicos, nacidos y criados en Ciudad Credisa, una zona de extrema violencia en San Salvador, se hacía realidad.

Al recital asistieron, además de Kriete y Morataya, el Ministro de Relaciones Exteriores de El Salvador, Hugo Martínez; el embajador de El Salvador en Washington, Francisco Altschul y el director del Banco Mundial para Centroamérica, Humberto López, quienes más temprano habían ofrecido una rueda de prensa en la sede de la Embajada de El Salvador en la capital estadounidense.

La orquesta es uno de los proyectos artísticos impulsados por la Fundación Salvadoreña Educación y Trabajo (EDYTRA) del Polígono Industrial Don Bosco, como una alternativa de desarrollo para jóvenes que habitan en zonas de riesgo a causa de los altos índices de violencia en sus comunidades.

“Tenemos que asumir la lección que estos muchachos nos están dando en cuanto a la solidaridad y el orgullo que sienten hoy en día de poder haber dicho no a las pandillas y buscar una vida mejor”, subrayó Morataya sobre los músicos de la orquesta y coro que dirigen Bryan Cea y Numan Bracamonte.

“Nuestros muchachos dormirán solo un día en hotel y el resto de días en casas de familias. En total son seis días bien trabajados en los que demostraremos que el salvadoreño cuando se propone a hacer algo bien lo hace bien”, expresó el padre Pepe.

Tanto el ministro Hugo Martínez como el embajador de El Salvador Francisco Altschul aseguraron que ésta es una manera de mostrar la mejor cara de ese país.

“Sabemos que es una labor muy difícil la que tenemos por delante pero estamos unidos, pueblo y gobierno para combatir este flagelo de las maras y la violencia que tanto daño ha hecho en El Salvador”, dijo Martínez.

Altschul, por su parte, destacó "el trabajo del grupo de voluntarias sin cuyo esfuerzo y dedicación no hubiera podido ser posible" la realización de la gira.

La orquesta también dará conciertos en la Iglesia Sagrado Corazón de Jesús, la Columbia Heights Educational Foundation y en el Banco Mundial, visitará la Casa Blanca, los museos de la Institución Smithsonian y otros lugares de interés en la capital estadounidense.