Quantcast
El Tiempo Latino
10:05 a.m. | 38° 12/11/2017

La vida en California, Maryland


Españolas cuentan su experiencia

Desiré Vidal Perea-Especial para El Tiempo Latino | 2/15/2015, 12:14 p.m.
La vida en California, Maryland
Letrero de California, en el condado de St. Mary's en el sur de Maryland | Cort. María Antón Lorenzo

El condado St. Mary's se estableció en Maryland en 1637. El nombre tiene carácter religioso: en honor a María, la madre de Jesús. Según el Censo de 2010, cuenta con una población de 105.151 residentes. El condado acogió la primera colonia de Maryland y se considera el lugar donde primero se estableció, por ley, la libertad religiosa —entre comunidades cristianas— en América del Norte. Aquí se encuentra la jurisdicción de California, la base aeronaval Patuxent River y la prestigiosa Universidad para humanidades, St. Mary's College of Maryland.

El desembarco en lo que hoy es el condado de St. Mary's —el 25 de marzo de 1634— se celebra anualmente como el Día de Maryland. Los colonos llegaron en dos barcos que partieron de la británica isla de Wight el 22 de noviembre de 1633. En este condado de Maryland fue donde se celebró la primera misa católica en territorio de una de las 13 colonia británicas originales.

En 1649, Lord Baltimore, en acuerdo con la Asamble General de Maryland, aprobó la ley Maryland Toleration Act, que proporcionó libertad de culto a cualquier grupo religioso cristiano. Se considera ésta la primera ley de libertad religiosa en el Nuevo Mundo.

En el condado de St. Mary's creció el abogado Francis Scott Key, autor del poema que sería la letra del himo de Estados Unidos, The Star Spangled Banner. Y aquí nació el novelista Dashiell Hammett. El condado es una peninsula rodeada de agua: el río Patuxent al noreste, el río Potomac al sureste, la bahía Chesapeake al este y el río Wicomico al oeste.

Hollywood es una jurisdicción del condado que recibió su nombre en 1867, cuando el dueño de la tienda Thompson's General Store tuvo que darle un nombre a la oficina postal que abrió en el establecimiento. Al parecer, el comerciante se inspiró en un enorme árbol —un acebo o “holly tree”— que estaba plantado delante de su tienda.

—Alberto Avendaño

Letrero de Hollywood, en el condado de St. Mary's, Maryland

Cort. María Antón Lorenzo

Letrero de Hollywood, en el condado de St. Mary's, Maryland

De izquierda a derecha: Desiderio Martínez, María Cárdenas, María Antón, María D. Vidal en una de las típicas urbanizaciones de California, Maryland

Cort. Desiderio Martínez Vidal

De izquierda a derecha: Desiderio Martínez, María Cárdenas, María Antón, María D. Vidal en una de las típicas urbanizaciones de California, Maryland

La estación de bomberos en California, condado de St. Mary's, sur de Maryland

Cort. Desiré Vidal Perea

La estación de bomberos en California, condado de St. Mary's, sur de Maryland

De izda a derecha; Nicolás De la Hoz, Natalia Pérez-Traverso, , Marieta De la Hoz, Joaquín De la Hoz y Joaquín De la Hoz junior “Pete” en California, al sur de Maryland.

Cort. Desiré Vidal Perea

De izda a derecha; Nicolás De la Hoz, Natalia Pérez-Traverso, , Marieta De la Hoz, Joaquín De la Hoz y Joaquín De la Hoz junior “Pete” en California, al sur de Maryland.

Banderas de España y Estados Unidos en un vecindario en California, en el condado de St. Mary's en el sur de Maryland

Cort. Desiré Vidal Perea

Banderas de España y Estados Unidos en un vecindario en California, en el condado de St. Mary's en el sur de Maryland

Arbol de acebo o 'holly tree' que dio nombre a Hollywood, en el condado de St. Mary's en el sur de Maryland

ETL-Archivo

Arbol de acebo o 'holly tree' que dio nombre a Hollywood, en el condado de St. Mary's en el sur de Maryland

Cuando nos dijeron que iríamos a vivir a California estoy segura de que a todas se nos llenó la cabeza de pájaros. Era inevitable. A pesar de que sabíamos que nuestra California no era la de la costa oeste, sino otra bien distinta, en el extremo opuesto de Estados Unidos, me apuesto el cuello a que, por un momento, a las tres se nos fue la cabeza soñando con playas de arenas rubias y automáticamente nos vimos degustando un colorido cocktail al ritmo de los Beach Boys.

Pero soñar despierta tiene un límite. Nuestra California está en el sur de Maryland y es un pequeño pueblecito a una hora y cuarto de Washington, DC.

A medida que pasa el tiempo cada vez estoy más convencida de que California, la nuestra, y su vecina población, Hollywood, son seguramente fruto de un guiño humorístico que alguien quiso hacer en esta costa del este norteamericano. Nacidas y crecidas a lo largo de la carretera, la Three Notch Road, estas poblaciones del condado de St. Mary’s consisten básicamente en una concatenación de Malls o centros comerciales, con sus correspondientes áreas de aparcamiento, y de restaurantes de las franquicias más populares.