Quantcast
El Tiempo Latino
5:13 p.m. | 49° 5/24/2019

“10 segundos” puede salvar vidas... el texto puede esperar


Campaña intenta concientizar a los conductores para que manejen sin distraerse

Milagros Meléndez-Vela | 7/31/2015, 2:37 p.m.
“10 segundos” puede salvar vidas... el texto puede esperar
ACCIÓN. El abogado Joseph Malouf, quien representa a víctimas de accidentes, lanzó la campaña en julio. |

Washington, DC.- Las estadísticas más recientes de la Administración Nacional de Seguridad en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) alarman: más de 3.300 personas murieron en 2012 a causa de un accidente provocado por un conductor distraído. El mismo estudio dice que los conductores que no prestan atención al volante causaron 18 por ciento de todos los accidentes automovilísticos fatales, dejando heridas a 421.000 personas.

Otro informe —del Departamento de Transporte— indica que el uso de celulares estuvo involucrado en 1,6 millones de accidentes al año.

Para el abogado Joseph Malouf, quien ha vivido de cerca el sufrimiento de las víctimas de accidentes viales o familiares de éstas, los números tienen un rostro, nombre e historia única de tragedia. “No se trata de simples estadísticas sino de vidas, de familias destruidas y de pérdidas irreparables”, comentó el abogado de Maryland, que por 25 años ha representado en los tribunales a familias que han sido víctimas de accidentes.

“Tenemos que concientizar a los conductores para que dejen de enviar mensajes de texto cuando manejan y pongan toda su atención a la ruta”, expresó.

Malouf acaba de lanzar una campaña a la que ha denominado “10 Segundos.... que lo cambian todo: Textear puede esperar”.

“No hace falta más que 10 segundos para tomar una decisión que podría salvar vidas. Si contesto el texto que me están enviando, si manejo cuando estoy cansado o tomado”, manifestó Malouf.

El abogado —conocido en el área metropolitana por sus intervenciones como criminalista en los medios de comunicación y la tradicional entrega de regalos para niños en Navidad— lanzó la campaña, tras una serie de casos que lo impactaron en Virginia y Maryland.

Una de ellas, fue una mujer que perdió la vida tras que una joven de 17 años se distrajo al querer subir una foto en su muro de Facebook mientras estaba manejando.

Otra víctima fue un hombre que se apartó de la ruta para cambiar la llanta de su auto y fue arrollado fatalmente por un conductor distraído.

Una tercera víctima era una inmigrante que estaba manejando en su carril y fue impactada por un camión que se salió de ruta hacia la vía de ella cuando el conductor de 26 años se quedó dormido.“Éstos son casos reales. Son vidas que se han perdido. Son familias que se han quedado en la calle o están sumergidas en la depresión a causa de la falta de su ser querido”, enfatizó Malouf.

El abogado pretende hacer conciencia en la población en lugar de intimidar con las multas y otras sanciones a los que se enfrentan los conductores distraídos. “Lo que está pasando es que los jóvenes, e incluso otros conductores, toman la ley como un reto. ‘Yo lo hago y me escondo de la policía, ésta no me agarra’ dicen. Sin tomar en cuenta que no se trata de esquivar a la policía sino de matar a alguien”, manifestó Malouf.

La campaña es financiada en su totalidad por la oficina del abogado e incluye una serie de Avisos de Servicio Público (PSA), en los que se relatará la tragedia de las familias que pierden a un ser querido en un accidente.

En los avisos de la campaña, Malouf señala que más del 23 por ciento de los accidentes en carretera ocurren por usar teléfonos celulares mientras se maneja.

La iniciativa ofrece consejos prácticos y está dirigida a todos los conductores.“Hay muchas cosas que podemos hacer para manejar responsablemente” expresó Malouf. “Hoy con todos los avances en la tecnología hay muchas aplicaciones para que se usen cuando estén manejando. Éstas responden a los textos con un mensaje automático advirtiendo que la persona está tras el volante”, señaló.

Malouf recomendó que “si usted tiene que hablar por teléfono, mandar o recibir un texto, sálgase de la ruta y busque un lugar donde estacionarse”.