Quantcast
El Tiempo Latino
10:01 p.m. | 61° 11/18/2017

La solidaridad de las Bolsas de Amor


800 cajas de comida para familias del área de DC

El Tiempo Latino-Redacción | 3/1/2015, 9:01 p.m.
La solidaridad de las Bolsas de Amor
(De izq. a der.) Alberto Avendaño de El Tiempo Latino, junto a Bill Glensor de McDonald's y Ramón y Mireya Pagán junto a Ronald McDonald en el restaurante McDonald's de North Frederick Ave. en Gaithersburg, Maryland, el 28 de febrero durante la distribución de cajas de comida a familias necesitadas. | Alfredo Duarte Pereira para ETL

El sábado 28 de febrero en la sede de El Tiempo Latino, en el edificio de The Washington Post durante la distribución de las 800 cajas de comida del programa Bags of Love, Bolsas de Amor.

Alfredo Duarte Pereira para ETL

El sábado 28 de febrero en la sede de El Tiempo Latino, en el edificio de The Washington Post durante la distribución de las 800 cajas de comida del programa Bags of Love, Bolsas de Amor.

(de izq. a der.) Celso Pastran de EMD Sales y Luis Torrico de El Tiempo Latino junto a una señora que recibió una caja de productos el 28 de febrero durante el programa Bolsas de Amor en International progreso, el supermercado de la Georgia Avenue en washington, DC.

ETL

(de izq. a der.) Celso Pastran de EMD Sales y Luis Torrico de El Tiempo Latino junto a una señora que recibió una caja de productos el 28 de febrero durante el programa Bolsas de Amor en International progreso, el supermercado de la Georgia Avenue en washington, DC.

(De izq. a der.) Zulema Tijero de El Tiempo Latino junto a la colombiana Clara Cifuentes quien acudió a recibir su caja de productos, y Mario Sarceno de EMD, el 28 de febrero en Mega Supermarket en Gaithersbrug, Maryland.

Alfredo Duarte Pereira para ETL

(De izq. a der.) Zulema Tijero de El Tiempo Latino junto a la colombiana Clara Cifuentes quien acudió a recibir su caja de productos, y Mario Sarceno de EMD, el 28 de febrero en Mega Supermarket en Gaithersbrug, Maryland.

(De izq. a der.) Ariana Flores, la gerente de la oficina de BB&T en Adams Morgan, en Washington DC, junto a Lorena Claroz natural de San Miguel, El Salvador, y Stefan Pérez de EMD Sales, el 28 de feberro durante la distribución de cajas de comida en el programa Bolsas de Amor.

Alfredo Duarte Pereira para ETL

(De izq. a der.) Ariana Flores, la gerente de la oficina de BB&T en Adams Morgan, en Washington DC, junto a Lorena Claroz natural de San Miguel, El Salvador, y Stefan Pérez de EMD Sales, el 28 de feberro durante la distribución de cajas de comida en el programa Bolsas de Amor.

(De izq. a der) Angelica Colón de EMD Sales, Alberto Avendaño de El Tiempo Latino, José Uceda quien recibió su caja, María Duarte gerente de la oficina de Christian Durand, agente de State Farm; y Roberto Devarie de EMD Sales, el sábado 28 de febrero durante la distribución de 800 cajas de comida entre la población del área metropolitana.

Alfredo Duarte Pereira para ETL

(De izq. a der) Angelica Colón de EMD Sales, Alberto Avendaño de El Tiempo Latino, José Uceda quien recibió su caja, María Duarte gerente de la oficina de Christian Durand, agente de State Farm; y Roberto Devarie de EMD Sales, el sábado 28 de febrero durante la distribución de 800 cajas de comida entre la población del área metropolitana.

Entrega de una caja de productos en el McDonald's de la Glebe Road en Alexandria, Virginia, el 28 de febrero como parte del programa Bolsas de Amor.

ETL

Entrega de una caja de productos en el McDonald's de la Glebe Road en Alexandria, Virginia, el 28 de febrero como parte del programa Bolsas de Amor.

El Tiempo Latino y EMD Sales, una compañía de distribución de alimentos en Baltimore, Maryland, comenzaron hace seis años el esfuerzo conjunto con 500 bolsas de comestibles y hoy en día la iniciativa ha crecido a 800 cajas de más de 50 libras cada una. La iniciativa Bolsas de Amor sigue creciendo para enviar un mensaje de solidaridad y apoyo a familias necesitadas.

La distribución de las cajas este año comenzó el sábado 28 de febrero en 35 puntos del área, que incluyeron supermercados, iglesias, oficinas e instalaciones de organizaciones aliadas que se identifican con esta obra sin finas de lucro.

"Nuestra alianza con EMD es una más de las iniciativas comunitarias con las que estamos comprometidos. El Tiempo Latino, como empresa es un reflejo de la comunidad que ha servido en su casi cuarto de siglo de existencia”, dijo el editor ejecutivo de El Tiempo Latino, Alberto Avendaño. “Hemos puesto nuestro esfuerzo en ayudar lo más que podemos. Se trata de decir a los demás que no hay que rendirse y que una mano amiga a veces ayuda a recorrer un largo camino”, recalcó.

Voluntarios se habían puesto manos a la obra el viernes 20 de febrero para empacar cajas con comestibles para familias necesitadas el área metropolitana de DC en los almacenes y sede de EMD Sales en Baltimore, Maryland.

"Estamos aquí para servir y nuestro sueño, con Alberto Avendaño y El Tiempo Latino hace ya seis años era enviar ese mensaje de esperanza a familias que son nuestros vecinos, que forman parte de nuestra comunidad", dijo Elda Devarie, presidenta y CEO de EMD Sales quien agradeció a los supermercados Giant, Shoppers, Mega, Weiss, International Progreso y a las compañías State Farm y BB&T por su continuado apoyo a esta causa.

Lo que comenzó con 500 bolsas de comida, este año se convirtió en enormes cajas repletas de alimentos para 800 familias, que recibieron productos y un certificado de $25 para comprar algún producto más en las tiendas participantes como un complemento de las "Bolsas de Amor".

Para participar en este programa, a las familias se les pidió que escribieran sus mejores deseos para sus seres queridos y para el Año Nuevo 2015 que fueron enviados a El Tiempo Latino. Asimismo organizaciones comunitarias e iglesias recomendaron familias para recibir las cajas. Se recibieron más de 1.500 solicitudes y este año se pudo aumentar la oferta a 800 cajas. Se va aumentando poco a poco, dijeron los organizadores.

Las cartas y correos electrónicos fueron enviados a El Tiempo Latino y los comentarios que las organizaciones de caridad habían recibido sobre el programa compartieron un mismo denominador: El amor y la gratitud hacia la familia.