Quantcast
El Tiempo Latino
12:13 p.m. | 50° 11/17/2017

La gaita de Núñez embruja a EE.UU. el día de San Patricio


En el Strathmore del área de Washington

Beatriz Pascual Macías | 3/18/2015, 10:25 p.m.
La gaita de Núñez embruja a EE.UU. el día de San Patricio
Carlos Núñez (centro) acompañado por la bada de gaitas de Washington, el 17 de marzo de 2015 en el teatro Strathmore. | Alfredo Duarte Pereira para ETL

Carlos Núñez saluda a Washington, DC

Washington, 17 mar (EFE).- La gaita del español Carlos Núñez, apodado como el "irlandés de España", embrujó hoy a Estados Unidos en el día de San Patricio con la "pasión española" de un espectáculo céltico universal, destinado a unir a todo tipo de audiencias.

"Tenemos la llave para unir en un mismo escenario a personas muy diferentes, alrededor de un mismo ritmo y con un mismo latido", destacó Núñez unas horas antes de subirse al escenario del teatro Strathmore, en el estado de Maryland, a las afueras de Washington.

Definido como "el Jimi Hendrix de la gaita", Núñez llegó a Estados Unidos con la intención de llenar las 2.000 butacas del teatro y liderar un emocionante espectáculo, al que se unieron The Sean Culkin Dancers, The Washington Revels y The Ocean Quartet, entre otros.

"La fecha del día de San Patricio tiene un significado muy fuerte y muy especial para el mundo celta", destacó el artista, que recordó muchos otros días de San Patricio con sus "maestros" de la legendaria banda irlandesa de los Chieftains, en Nueva York.

Pero Núñez sabe que este San Patricio es diferente y entendió su protagonismo en el espectáculo de hoy como "un voto de confianza" por el trabajo bien hecho, que le ha llevado a recorrer Estados Unidos en 15 giras y a dar cien conciertos durante los últimos tres años en este país.

No es casualidad que un español haya encabezado el cartel de la noche pues, según contó Núñez, hace miles de años los irlandeses creían que su verdadero origen estaba en la Península Ibérica y cuando tenían problemas con los ingleses viajaban a España porque allí los reyes los acogían como en casa.

Una similitud social y cultural que provocó la apertura de colegios gaélicos irlandeses en diferentes ciudades de España como Madrid, Valladolid, Salamanca o Santiago de Compostela, destacó este artista, que ha hecho de la gaita su instrumento y su vida.

Comprometido con la investigación de la música celta, Núñez invitó a la actuación de esta noche al investigador de la Biblioteca del Congreso, Stephen Winick, que recitó "el primer poema irlandés, que vino de Galicia", como lo definió el nobel de Literatura irlandés, Seamus Heaney.

Entre el público hubo estadounidenses descendientes de irlandeses, así como un buen número de personas procedentes de América Latina, a donde los españoles llevaron en sus viajes la magia de la gaita, destacó Núñez.

"Históricamente los españoles tenemos el arte de la mezcla", afirmó el gaitero, que rindió homenaje a esa fusión en su nuevo disco "Inter-Celtic", que presentó en una gira por Estados Unidos en febrero del año pasado.

En este trabajo, el gaitero mezcló la música celta más pura de Irlanda, Escocia o Galicia con una variedad de acentos, especialmente Latinoamericanos y estadounidenses, para hacer de la música celta un género internacional.

"Es el fenómeno del interceltismo. No es la música de Gales, Escocia, Bretaña o Galia, sino un nuevo género en el que estamos trabajando juntos muchos países. Es la música celta del futuro", resumió Núñez.

"La nueva vida de la música celta no pasa por las faldas escocesas de cuadros o los bares irlandeses con su cerveza Guinness. La música celta del futuro es la de 'all together' (todos juntos)", subrayó el artista, que unió con su sintonía a todas las grandes familias de Estados Unidos.

Núñez desembarcó en este país con 23 años, cuando en otro día de San Patricio tocó en el Carnegie Hall de Nueva York, junto a estrellas del rock como The Who, Spin Doctors o Alice Cooper.

Esta noche, en el escenario del teatro Strathmore, Núñez fue el centro de todas las miradas y, una vez más, embrujó al público estadounidense con la melodía de su gaita y la explosiva mezcla de "música celta y pasión española".