Quantcast
El Tiempo Latino
6:28 a.m. | 33° 11/23/2017

El duelo Mayweather Jr.-Pacquiao podría ser el "Fraude del Siglo"


La polémica no ha hecho más que comenzar con lo sucedido en la llamada "Pelea del Siglo"

EFE | 5/4/2015, 9:18 a.m.
El duelo Mayweather Jr.-Pacquiao podría ser el "Fraude del Siglo"
El filipino Manny Pacquiao (i) felicita al campeón estadounidense Floyd Mayweather Jr. (d), tras su victoria el sábado 2 de mayo de 2015 por decisión unánime en pelea de unificación del título del peso welter, versión Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Asociación Mundial (AMB) y Organización Mundial (OMB), pactada a 12 asaltos. | EFE

Si De la Hoya se inclina por la vieja escuela, entonces Julio César Chávez, el llamado Rey del Bending, sería superior a Mayweather Jr. en la defensiva, ya que el legendario excampeón mundial mexicano entraba a la zona de peligro y salía ileso sólo trabajando de manera perfecta con la cintura de goma que tenía, en vez de salir huyendo con velocidad de piernas.

Los aspectos deportivos y los gustos por las diferentes técnicas boxísticas pueden entenderse, pero entrando al terreno legal, el problema grave es que los promotores, al menos Arum, habría fomentado un combate y promovido como la "Pelea del Siglo" un duelo al que su boxeador, Pacquiao, llegaba lesionado.

Más preocupante y ofensivo fue el que apenas concluida la pelea, Arum dijo que Pacquio inició el combate lesionado de un hombro, concretamente del derecho, el que más tendría que utilizar para sacar la mano con la que mejor golpea.

Ahí fue cuando se supo que el excampeón filipino subió al cuadrilátero lesionado y que de acuerdo al propio Arum la lesión se la produjo durante un entrenamiento "en algún momento después del 11 de marzo".

Arum fue más allá cuando también dijo que Pacquiao tuvo que subir al cuadrilátero con dolores debido a que la Comisión Atlética de Nevada denegó su petición para que recibiese antes del combate una inyección con antiinflamatorios.

Arum dijo que "el equipo de Pacquiao pensó que obtendría permiso para recibir una inyección con antiinflamatorios porque ya se la habían suministrado durante los entrenamientos con la autorización de la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA) que supervisó la pelea.

"El compuesto había sido aprobado por la USADA y el fallo (de la Comisión de negar la inyección a Pacquiao) afectó al resultado de la pelea", subrayó Arum.

Mientras que el presidente de la Comisión Atlética de Nevada, Francisco Aguilar, dijo que el equipo del filipino quería que se le inyectara lidocaína, una sustancia que adormece la zona afectada.

Pero agregó que no marcaron la casilla de lesión tras el pesaje del viernes, por lo que la comisión no tuvo forma de saber la gravedad de la lesión.

La promoción de la pelea presentó un combate anunciándolo como la "Pelea del Siglo", a pesar de que uno de los púgiles estaba lesionado, así que los aficionados tuvieron que presenciar un duelo que no era el que se vendió en las taquillas, y el boxeo, una vez más, queda en deuda con la afición.

Esta vez el CMB, la AMB, o la OMB tienen la gran oportunidad de dar un paso adelante y tomar una acción al respecto para darle credibilidad al deporte que promueven.

De lo contrario, es probable que se lleve a cabo una revancha, quizá dentro de un año, cuando Mayweather tenga 39 de edad y Pacquiao, 37, y cuando este último esté recuperado de la operación en el hombro que dice que tiene lesionado y a la que al final se tendrá que someter.

Seguro que los promotores encontrarán formas de promover la pelea y convertirla de nuevo en otro éxito económico para ellos y los boxeadores.

Pero si los conocedores del boxeo aseguran que la "Pelea del Siglo" se dio cinco años tarde y los abucheos de los aficionados lo avalan, cuando se lleve a cabo la posible revancha, la deuda del boxeo hacia la afición será aun mayor y por lo tanto un auténtico "fraude".