Quantcast
El Tiempo Latino
1:09 p.m. | 62° 4/26/2018

Este libro lo cuenta todo sobre el chavismo


"Bumerán Chávez: Los fraudes que llevaron al colapso de Venezuela"

Alberto Avendaño-ETL | 5/28/2015, 12:21 p.m.
Este libro lo cuenta todo sobre el chavismo
El periodista Emili Blasco. | Alberto Avendaño-ETL

A Emili J. Blasco no le gusta escribir, según propia confesión. A este curtido periodista, obsesionado por el análisis y la investigación, lo que le apasiona es “estar ahí”, ser testigo presencial, notario de la realidad y empaparse de ella. Al parecer, lo que ocurre luego es que Blasco se ve obligado a contar lo que ve, ya sea por profesionalidad o por cierto imperativo moral que él aún no nos ha explicado. En cualquier caso, Blasco parece haber descubierto la vocación del periodista y nos comunica lo que se siente a la hora de escribir, de explicar.

Este doctor en Comunicación, que en su día recibió un premio de periodismo en España por sus exclusivas sobre la realidad venezolana, acaba de publicar un libro que se resume en su título: “Bumerán Chávez: los fraudes que llevaron al colapso de Venezuela”. Y es que Blasco —quien nunca puso un pie en ese país— se ha convertido en un experto de una realidad que analiza con pasión, detalle, factualidad de reportero y una enorme capacidad para llegar a conclusiones inquietantes tanto desde el punto de vista de las relaciones internacionales, como para el futuro de los venezolanos.

Los fraudes que cuenta Blasco van más allá de la retórica de Hugo Chávez Frías, aquel militar devenido en presidente venezolano y gurú de una ideología que crea la ilusión de que no hay vida fuera de su tropa.

Cierto que Blasco le reconoce “al temprano Hugo Chávez” el hecho de “haber detectado bien el hartazgo social quer existía en Venezuela en las dos décadas finales del siglo XX por la alternancia en el poder de los partidos tradicionales, alejados de las preocupaciones del pueblo y recurrentes en la corrupción”.

Pero el libro navega las procelosas aguas de un país cuya debacle es el producto de esa reacción —esperanza para muchos— chavista: “El autoritarismo político y el colapso económico de Venezuela era simplemente la maduración del chavismo... Era el bumerán que, al volver en su vuelo, rompía el espejo en el que se había mirado Chávez: quien le tuvo por salvador de los pobres, bien podía ver ahora cómo las clases bajas sufrían...”

El libro se lee como una vertiginosa novela de espías, llena de conspiraciones y contactos, o como un listado perverso de la ropa interior de la política exterior venezolana —Estados Unidos, España, Rusia, China, Irán...

La intersección que Blasco nos hace transitar como lectores para que veamos la financiación de grupos terroristas como Hezbolá en Oriente Medio o el apoyo a ETA en España, es tan vertiginoso como los vericuetos de las narcofinanzas o el blanqueo en Isla Margarita. Al final: “Ni socialismo, ni muerte: petrobonos”.

“La ristra de los grandes corruptos de la revolución bolivariana es larguísima”, comienza un apartado del capítulo titulado “Enriquecerse con el socialismo”. Explica Blasco, entre otros, el historial de Rafael Ramírez, ministro de Petróleo y Minería, así como presidente de Petróleos de Venezuela, quien en 2014 dejaría ambos puestos para ser canciller y luego embajador ante la ONU.