Quantcast
El Tiempo Latino
3:23 p.m. | 76° 10/22/2017

Artista cubano denuncia situación cubana


"El Sexto" en Miami

Antoni Belchi | 11/30/2015, 11:25 p.m.
Artista cubano denuncia situación cubana
El grafitero cubano Danilo Maldonado, conocido como "El Sexto" denunció EL lunes 30 de noviembre de 2015, en Miami, que la situación en su país "sigue de mal en peor" e insistió en la necesidad de "un cambio" urgente en la isla "para revertir este punto crítico". | EFE

Danilo Maldonado fue detenido el pasado 25 de diciembre cuando se disponía a soltar en una plaza de La Habana dos cerdos pintados con los nombres de Raúl y Fidel, que según él formaban parte de una escena inspirada en el libro "Rebelión en la Granja", de George Orwell.

Miami (EE.UU.), 30 nov (EFE).- El grafitero cubano Danilo Maldonado, conocido como "El Sexto", denunció hoy en Miami (Florida, EE.UU.) que la situación en su país "sigue de mal en peor" e insistió en la necesidad de "un cambio" urgente en la isla "para revertir este punto crítico".

"Estamos en la cresta de la ola y tenemos que hacer cosas importantes para no volver a caer en esto nunca más", dijo a Efe el artista, que fue encarcelado durante diez meses en La Habana por sus denuncias contra el régimen de los hermanos Castro.

En su opinión, "este es el momento" para que el presidente Raúl Castro y su hermano Fidel "se vayan" y "que la gente tome consciencia" de todo lo que ha pasado en los últimos años en la isla.

"El Sexto" considera que tiene un compromiso con la nueva generación de cubanos que residen dentro de Cuba para intentar que "ese cambio sea una realidad".

"No puedo parar de hacer lo que hago y exigirle más a mi arte, que es lo que me ha llevado hasta aquí", comentó el artista de 32 años tras una conferencia de prensa en la sede de la Fundación Nacional Cubano Americana en Miami.

El grafitero hizo énfasis en la necesidad de "pensar todos juntos" para "hacer grandes cosas para nuestro hogar", en una clara alusión a la situación política y social que vive Cuba.

Danilo Maldonado fue detenido el pasado 25 de diciembre cuando se disponía a soltar en una plaza de La Habana dos cerdos pintados con los nombres de Raúl y Fidel, que según él formaban parte de una escena inspirada en el libro "Rebelión en la Granja", de George Orwell.

"Mi obra consistía en pintar de verde a dos puercos de 70 libras (31,7 kilos) y ponerles el nombre de Fidel y Raúl para que la gente los persiguiera", recuerda.

El artista fue acusado de "faltar el respeto a los líderes de la Revolución" cubana y permaneció encarcelado durante 10 meses.

"Fue súper lindo ver a tanta gente que se había movilizado. Eso te hace sentir bien, con orgullo y comprometido a seguir para adelante con lo que empezaste", explicó, tras manifestar sentirse "muy feliz de estar en la ciudad del exilio".

El grafitero confesó que, después de "haber estado tanto tiempo con la represión", no tiene miedo a represalias cuando regrese a Cuba, a mediados de marzo.

"Ya he perdido el miedo a eso porque he tenido tanto contacto con ellos que ya no es una cosa que, definitivamente, me asuste", admitió.

En esa línea, manifestó que Cuba "es el lugar" para desarrollar su "arte", por lo que consideró "necesaria" su presencia en el país.

El reconocido artista también se refirió a la situación que están viviendo miles de cubanos en la frontera entre Costa Rica y Panamá, que intentan continuar con su travesía hasta Estados Unidos.

"Ellos no están solos y nosotros los cubanos no los vamos a dejar solos", aseguró.

Sin embargo, remarcó que "esta no puede ser la solución para Cuba" y que, en ningún caso, "se puede premiar la emigración".

"No puede ser que las personas sigan viendo el hecho de irse y escapar, cuando nosotros tenemos que ser los responsables de nuestro propio destino y país", recalcó.

Por eso, insistió en que "esa misma energía que se está empleando en gritar libertad" en esos países de América Latina también se debe de emplear "para gritarla en nuestro país" y lograr los cambios.

Durante la conferencia de prensa, Maldonado recibió el premio Václav a la disidencia creativa de la Fundación de los Derechos Humanos (HRF) que no pudo recoger personalmente en mayo pasado porque estaba encarcelado en Cuba.