Quantcast
El Tiempo Latino
8:47 p.m. | 46° 11/24/2017

Madre con cáncer terminal: “No quiero morir”


Reyna Torres se aferra a la vida pese a estar desahuciada. Organización realiza un evento el 24 para ayudar a sus hijos

Milagros Meléndez-Vela | 10/22/2015, 4:10 p.m.
Madre con cáncer terminal: “No quiero morir”
DÚO. Reyna Torres Alatriste sufre de cáncer gastrointestinal. Ha encontrado una aliada en Meg Carroll, quien dirige un centro comunitario y también padece de cáncer. | Alfredo Duarte Pereira para ETL

"No quiero morir"

Washington, DC.- Reyna Torrres Alatriste se aferra a la vida. El cáncer la consume y los médicos la han desahuciado, pero la mexicana, de 34 años, se resiste a aceptar esa realidad. Dice que luchará hasta lo último y esperará un milagro por sus cuatro niños, la mayor de 11 años y la más pequeña, de apenas tres.

“No quiero morir”, dijo el viernes 9, al abrir su corazón durante una conmovedora entrevista con El Tiempo Latino en el jardín de la casa donde vive, en Manassas, Virginia.

Torres Alatriste sufre de cáncer gastrointestinal y recibe un tratamiento de quimioterapia, que la deja agotada la mayor parte del tiempo. “No soy nada de lo que fui antes”, dijo.

Reyna Torres con sus cuatro hijos antes de ser diagnosticada.

Reyna Torres con sus cuatro hijos antes de ser diagnosticada.

Pese a que tiene la esperanza de sobrevivir es consciente de que el final podría ser otro, por lo que quiere asegurar el futuro de sus cuatro pequeños. “Quisiera que ellos vayan a México, porque si algo me pasa, mi madre podría criarlos allá. Aquí yo no tengo familia”, expresó. Ella se separó del padre de los niños por abuso doméstico y éste fue deportado a México.

Torres Alatriste ha encontrado una aliada perfecta que ha sido el apoyo incondicional desde que la conoció en agosto: Meg Carroll, la gerente comunitaria del Georgetown South Community Council, de Manassas. “Ella ha sido una gran ayuda para mí”, expresó la madre.

Carroll, ex oficial de la Policía de la Ciudad de Manassas, dedica su vida a ayudar a la comunidad. Ella también padece de cáncer a la sangre, pero tiene posibilidades de sobrevivir con un trasplante de médula ósea al cual se someterá en noviembre. “Éste es un caso muy triste que rompe el corazón a cualquiera, pero todos pueden ayudar”, expresó Carroll. El sábado 24 de octubre el centro que dirige realizará un evento comunitario grande, cuyos fondos se destinarán a los niños de Reyna. Será de 8am a 4pm en “H” Green de Georgetown South, entre Grant Avenue y Bragg Lane. Más información en el 571-264-3386.

Para hacer una donación via online www.gofundme.com/Reyna-sChildren

Más:

Reyna Torres espera un milagro

En el jardín frente a la casa donde vive, en Manassas, Virginia, la pequeña Esther, de 3 años de edad, se subía sobre la banca donde estaba sentada su madre y la abrazaba fuerte dándole besos, sin querer desprenderse de su cuello. “Vamos adentro mami”, le decía jalándola de la mano.

Parecía como si la inquieta y vivaz Esther no quería perderse ni un momento de estar con su madre. Ella no lo sabe, pero tal vez estos sean los últimos meses que la vea.

Reyna Torres Alatriste, de 34 años sufre de cáncer gastrointestinal y los médicos la han desahuciado.

En junio de este año recibió el duro diagnóstico: cáncer gastrointestinal en fase avanzada.

Los médicos le han dado entre seis y nueve meses de vida, pero ella se niega a aceptar esa realidad y espera un milagro de Dios para estar con Esther y sus otros tres niños: Marking, de 5 años; Rebecca, de 10 y Yarizel, de 11.