Quantcast
El Tiempo Latino
11:43 a.m. | 82° 8/21/2017

Un gimnasio para todos y único en su estilo


Team Eckenrode ayuda a mejorar la aptitud física a todos los niveles

Miguel Guilarte | 9/24/2015, 11:54 a.m.
Un gimnasio para todos y único en su estilo
Eric Eckenrode en su gimnasio Team Eckenrode de Rockville, Maryland, mejor conocido como "Home of the Personal Trainer". | Miguel Guilarte/ETL

Los entrenadores físicos independientes disponen en Rockville, Maryland, de una espaciosa instalación donde trabajar, con todas las facilidades, equipos sofisticados, asistencia técnica, precios razonables y un gimnasio único en su estilo en el área metropolitana.

Es “Team Eckenrode”, dirigido por el entrenador peruano Eric Eckenrode y su esposa Nicole, donde los entrenadores personales pueden trabajar con sus clientes, no sólo en sus múltiples y modernas máquinas diseñadas para desarrollar la aptitud física, sino en la preparación de diversos deportes aficionados y profesionales.

Eckenrode nació en California, se fue a vivir a Perú cuando tenía dos años, regresó a EEUU a los diez y pasó mucho tiempo de su infancia y juventud en los gimnasios.

“Las experiencias que tenemos en la vida nos inspiran a lo que hacemos después”, dijo Eckenrode en entrevista con El Tiempo Latino, al ser consultado sobre su motivación en el gimnasio.

“En nuestras instalaciones no se trata sólo de levantar pesas y hacer cardio , es un gimnasio, que incorpora todos los aspectos de la vida sana , con un ambiente familiar”, explica Eckenrode.

“Hemos escuchado y presenciado cómo los miembros pueden perderse en la multitud en gimnasios operados por corporaciones. Nuestro objetivo número uno en el Team Eckenrode es asegurarnos de que los miembros siempre son lo primero, y es por eso que continuamos creciendo como un negocio y una familia”, agregó el empresario y deportista.

Eckenrode comenzó a hacer ejercicios a los 11 años y a los 15 comenzó a competir en fisicoculturismo. “Siempre estaba en el gimnasio, a los 14 años ya estaba trabajando y a los 16 años ya era manager”, continuó sobre sus experiencias como deportista y trabajador desde temprana edad.

Vivió en Las Vegas y en 1996 regresó a Maryland para dedicarse a transmitir su experiencia en los gimnasios y ayudar a otros entrenadores a progresar.

Cuando tenía 30 años conoció a Nicole, con quien tiene nueve hijos, los dos últimos las gemelas Rachel y Rebecca nacidas hace un mes.

Eckenrode asegura que compró ese gimnasio que estaba a punto de ser adquirido por los grandes consorcios del ramo “por la familia y la comunidad” y lo arregló con sus amigos, entre quienes mencionó a Fernando, Manuel, Nino y Corina.

“Aquí había otro gimnasio y vine acá cuando se llamaba Planet Fitness, daba clases independientes y hacía mis ejercicios”, recordó sobre sus primeros tiempos en esa instalación.

“Acá están todos mis amigos de cuando yo empezaba. Son entrenadores acá, es una oportunidad para el entrenador personal, todos participamos”, subrayó.

“Yo soy el líder pero ellos me ayudan con todo”, asegura Eckenrode quien también distribuye en su gimnasio barras de proteínas que ha elaborado por 22 años.

Eckenrode dice que muchos entrenadores independientes usan su gimnasio. “Hay más de 60 que vienen aquí”, puntualizó.

“Es una oportunidad para el entrenador personal, es empezar un negocio sin mucho capital”, dijo.

Los entrenadores independientes pagan $250 al mes en Team Eckenrode y pueden usar sus instalaciones de unos 20.000 metros cuadrados “cuando quieran” y siempre que posean el seguro respectivo.