Quantcast
El Tiempo Latino
7:50 p.m. | 61° 3/24/2017

Bowser se reúne con Donald Trump


Los líderes, de diferentes corrientes políticas, tratarían de trabajar juntos por el crecimiento de Washington

Aaron C. Davis / The Washington Post | 12/6/2016, 2:36 p.m.
Bowser se reúne con Donald Trump
EN NUEVA YORK. La alcaldesa de Washington DC, Muriel Bowser, depués de reuinrse con Donald Trump | ALBIN LOHR-JONES/EFE

La alcaldesa de Washington, Muriel E. Bowser, D, viajó a Nueva York el martes 6 para hablar en privado con el presidente electo Donald Trump, una reunión solicitada por ella, según dijo, para discutir sobre cómo podrían “trabajar juntos por el continuo crecimiento de Washington”.

Pero el crecimiento de la capital del país es opuesto a lo que Trump prometió a los votantes cuando estaba en campa- ña por la Casa Blanca.

Con promesas de “drenar el pantano”, Trump sugirió que se congelara la contratación de trabajadores federales, y se hiciera más fácil el despido de burócratas, muchos de los cuales viven en el Distrito.

La reunión entre Bowser y Trump probablemente acentuaría la profunda división política entre los residentes mayoritariamente demócratas de la capital de la nación y los nuevos republicanos de la ciudad en la Casa Blanca y el Congreso.

Durante un debate presidencial, Trump calificó al Distrito como un “centro urbano” donde el crimen es desenfrenado y caminar por la calle puede ser “inseguro”.

En una ciudad donde hay dos demócratas por cada republicano, sólo 4% de los votantes apoyó a Trump, mientras que 90% votó por la ex secretaria de Estado Hillary Clinton. Fue el peor desempeño en la ciudad de un candidato republicano a la presidencia en décadas.

La alcaldesa, una demócrata que hizo campaña por Clinton, criticó repetidamente la dura conversación de Trump sobre los inmigrantes el año pasado, al punto de calificar de “idiotas” sus despectivos comentarios. Ella tuiteó y retuiteó comentarios negativos sobre Trump, incluyendo que él era “grosero”. Y, al igual que otros funcionarios demócratas electos, Bowser rechazó una invitación para asistir a la inauguración del nuevo hotel de lujo de Trump en la avenida Pennsylvania semanas antes de las elecciones.

En una conferencia de prensa al día siguiente de la victoria de Trump, Bowser caracterizó a muchos residentes de DC como “ansiosos, enojados y preocupados” por lo que significaría un gobierno de Trump para la ciudad.

Pero en las semanas que han transcurrido desde entonces, Bowser se ha cuidado de no criticar a Trump directamente, diciendo que los residentes de Washington tienen un rol de larga data de ser “anfitriones corteses” de una administración entrante.

Bowser y sus asistentes han enfatizado que ella ve espacio para la colaboración con Trump, especialmente si él puede impulsar un paquete de gastos de infraestructura a través del Congreso, que es controlado por los republicanos.

Bowser había dicho que solicitaría el apoyo para que DC sea el estado 51.

El mantenimiento y preservación de puentes federales que conducen al Distrito es una preocupación importante de los funcionarios regionales de transporte. La región capital también desea que el gobierno federal pague más por el mantenimiento del sistema de metro, que es utilizado por muchos trabajadores federales.

Bowser ha sido notablemente más moderada que los alcaldes de Nueva York y San Francisco, entre otros, cuando ha respondido a la promesa de Trump de quitar todo el financiamiento federal a “ciudades santuario”, pues los líderes polí- ticos han decidido que la policía local no colaborará con los funcionarios federales para deportar inmigrantes indocumentados.