Quantcast
El Tiempo Latino
7:33 a.m. | 62° 10/23/2017

Unidos por las Bolsas de Amor


Vuelve la campaña que prepare alimentos, amor y esperanza a familias de bajos recursos

Miguel Guilarte | 12/9/2016, 3:25 p.m.
Unidos por las Bolsas de Amor
JUNTOS. Algunos empresarios y dirigentes comunitarios que participan este año en el programa Bolsas de Amor. | Miguel Guilarte/ETL

Valeria Villarroel/ETL

Vuelve el programa benéfico Bolsas de Amor.

Impulsada por la puertorriqueña Elda Devalier y un grupo de líderes comunitarios y empresariales, Bolsas de Amor es una campaña que por varios años ha estado repartiendo alimentos, amor y esperanza a familias de bajos recursos, en un programa donde el denominador común es la solidaridad.

El Tiempo Latino, EMD Sales, sus empresas asociadas y organizaciones interesadas en participar en “Bolsas de Amor” se

Valeria Villarroel/ETL

reunieron el miércoles 7 de diciembre en la sede de The Washington Post y presentaron el programa de esta noble campaña para la donación de comida en el venidero 2017.

“Es un placer ver cómo la gente se conmueve de ayudar a otro ser humano, no importa de cuál país viene, religión o raza. Estamos abriendo nuestros brazos para ellos y dejándoles saber que hay otros seres humanos a los que sí les interesan, que sí son importantes para ellos. Queremos que comiencen el 2017 con esperanza”, dijo a El Tiempo Latino Elda Devarie, presidenta y CEO de EMD Sales, instantes después de concluir la reunión.

Por casi una década, EMD, El Tiempo Latino y las compañías y medios que se les han aliado en esta noble causa, han llevado a cabo el programa que ha ido creciendo y hoy proporciona alivio a las necesidades de una comunidad amplia y diversa.

Valeria Villarroel/ETL

“Bolsas de Amor ya tiene nueve años de establecido y llevamos ocho ayudando a las familias”, expresó Devalier, visiblemente emocionada, al ser consultada por esta iniciativa para la donación de alimentos en toda el área metropolitana de Washington DC, Maryland, Virginia y Pennsylvania.

Aunque la distribución de las cajas se realizará el próximo cuatro de marzo, Devalier explica que es una actividad que iniciaron desde septiembre.

“Comenzamos con el contacto con las empresas fabricantes y distribuidoras de comida que nos ayudan con los donativos de alimentos, las personas y las empresas patrocinantes”, destacó Devalier.

Valeria Villarroel/ETL

Esta filántropa afirma que “el aporte de los voluntarios es importantísimo” porque les ayudan a preparar y distribuir la mayor cantidad de bolsas posibles.

“En 2016 se beneficiaron 810 familias que recibieron bolsas de comida con un peso de unas 70 libras cada una. Estuvimos en Maryland, Virginia, Washington, DC y Pennsylvania y para ser honesta nuestro sueño es llegar a las mil familias próximamente pero depende en gran parte de los donativos”, subrayó.

“El dinero siempre es importante para poder obtener esas tarjetas de regalo de $25 y poder financiar gastos en que se incurre para cosas específicas de Bolsas de Amor. Todos los voluntarios trabajan absolutamente gratis y absolutamente nadie devenga un sueldo de esto”, afirmó.

Entre las empresas que ya se han comprometido están BB&T, Shoppers Food and Pharmacy, Giant Food, Coca Cola, McDonald’s, El Tiempo Latino, Kaiser Permanente.

“Nos sentimos complacidos y bendecidos y agradecemos a todos los que están aquí hoy porque quieren ayudarnos”, puntualizó Devalier.

Uno de los momentos clave de esta obra de caridad es cuando —en pleno invierno— se elaboran las bolsas en los almacenes de EMD en Baltimore, Maryland, una actividad impregnada de un ambiente de solidaridad entre todos los voluntarios.

Y cada vez se llenan más bolsas en menos tiempo.

“Gracias a Dios que con un poco de inversión hemos logrado instalar un sistema para la agilización del proceso de llenado de las bolsas y además nuestra empresa cuenta con la maquinaria y equipos necesarios para mover artículos de gran peso. Todo eso ayuda pero la voluntad de todas esas personas voluntarias es vital”, concluyó Devalier.

Además de El Tiempo Latino y EMD Sales, las “Bolsas de Amor” son patrocinadas por empresas siempre atentas al bienestar de la comunidad, como parte un programa que se ha hecho extensivo a otras comunidades.

Para participar en este programa, las familias que pueden salir favorecidas son remitidas para su consideración por organizaciones de caridad, religiosas o gubernamentales. Cartas con peticiones de ayuda también son recibidas y consideradas.