Quantcast
El Tiempo Latino
2:11 a.m. | 38° 3/24/2017

Jefe de Disney dice: ‘Star Wars’ no es una película política – pero se equivoca


Ben Guarino/The Washington Post | 12/16/2016, 10:38 p.m.
Jefe de Disney dice: ‘Star Wars’ no es una película política – pero se equivoca

En el estreno del sábado de la última película de “Star Wars”, “Rogue One”, el director ejecutivo de Disney, Bob Iger, ofreció una curiosa lectura de la próxima película.

Él dijo que este episodio del gigante de la ciencia ficción no era político. En lo absoluto.

“Francamente, esta es una película que todo el mundo debería disfrutar, no es una película que sea, de ninguna manera, una película política”, dijo Iger al Hollywood Reporter. “En absoluto, no hay declaraciones políticas”. Agregó que estaba “muy orgulloso” de la diversidad del reparto, pero que “tampoco era una declaración política”.

Iger estaba ansioso por minimizar las tensiones políticas en una lejana galaxia ficticia porque le habían pedido que respondiera a un boicot demasiado real que se ha ido colando a través de las redes sociales: Dump Star Wars. “Creo que toda la historia ha sido exagerada y, francamente, es una tontería”, dijo Iger al reportero de Hollywood. “No tengo ninguna reacción a esta historia”.

El final de la película fue recortado para socavar al presidente electo Donald Trump, según los que boicotean la película. También según ese mismo grupo de personas, Disney invirtió millones de dólares en la película para que “Rogue One” emitiera mensajes subliminales y en contra de Trump.

Si votaste por Trump, bueno, las mentes detrás de “Star Wars” de Disney te odiaban.

Al igual que muchas historias previas de Star Wars, “Rogue One: Una historia de Star Wars” se centra en una banda de héroes armados que luchan contra las fuerzas de la opresión, el malvado Imperio Galáctico. “Los agentes del Imperio están en todas partes”, dijo la Associated Press, mostrando un avance de 28 minutos de la película, “con soldados de asalto vagando por las calles en busca de disidentes”.

El jefe de Disney fue sólo parcialmente correcto. Tal vez la historia de Dump Star Wars podría describirse como “tonta”.

Pero negar la política de “Star Wars” es lanzar la rica historia de la franquicia bajo un autobús del tamaño de un crucero Imperial. “Star Wars” puede que no desborde metáforas cívicas como en “Star Trek”, pero las películas de ciencia ficción no existen en un vacío político.

Bajo la magia de los efectos especiales y los viajes heroicos se ocultan referencias a Vietnam. Charles Lippincott, que trabajó con el creador de “Star Wars”, George Lucas, en la primera película, habló con el Washington Post en 1977. La película “está tan trasplantada que la mayoría de la gente no se da cuenta de que parte de ella es sobre la situación en Vietnam”, dijo. (Visto a través de esta lente, El Post escribió en ese momento, la trinchera de la Estrella de la Muerte evoca las batallas aéreas sobre Hanoi y Haiphong).

Ecos de Vietnam existen en “Rogue One”, según el director Gareth Edwards. “Estilísticamente, nos inclinamos a que se sintiera tan real como fuese posible”, dijo Edwards recientemente a Vulture. “Uno de los experimentos que hicimos a principios en San Francisco fue que tomamos imágenes de los conflictos de Vietnam y del Medio Oriente y la Segunda Guerra Mundial y literalmente sólo usamos Photoshop para ponerle ropa de rebelde a los soldados”.