Quantcast
El Tiempo Latino
12:20 a.m. | 73° 4/28/2017

Un mensaje necesario llega a Metro: “Estás despedido”


Editorial de Opinión | The Washington Post | 12/24/2016, 12:04 p.m.
Un mensaje necesario llega a Metro: “Estás despedido”
Estación Metro en Washington, DC. | Flickr | Stijn Debrouwere

Cualquier organización está destinada a tener algunas manzanas podridas en su fuerza de trabajo. Sin embargo, la revelación de que casi la mitad de los empleados que inspeccionan las pistas de Metro eran descuidados, incluso negligentes, en su delicado trabajo sugiere que el departamento está podrido hasta el núcleo. Así que ya es hora de que los funcionarios tomen medidas agresivas para erradicar el mal comportamiento que pone en peligro la seguridad del público.

La investigación sobre el descarrilamiento de un tren de la Línea Plateada en julio reveló, según los funcionarios que llevaron el caso, que estuvo caracterizada por un patrón de fabricación y negligencia por parte de casi la mitad de los trabajadores del departamento de inspección de la pista, conformado por 60 personas de la agencia. Seis empleados fueron despedidos, otros seis estarán sujetos a despidos o suspensiones, y un total de 28 trabajadores recibieron medidas disciplinarias. La mala conducta se remonta a tres años y se extendió hasta los supervisores.

Afortunadamente, sólo hubo lesiones menores cuando el tren se descarriló la mañana del 29 de julio, durante la hora pico, pero afectó el servicio durante gran parte del día y cerró la estación de East Falls Church durante días. Las reparaciones cuestan alrededor de 860,000 dólares. Los inspectores, como fue determinado por la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte, sabían de fallas en las vías durante un año antes de que el descarrilamiento fuera fatal y aterrador. También lo es la respuesta del jefe del sindicato más grande de Metro, que ofreció excusas débiles. “Hay muchos matices aquí”, dijo Jackie Jeter, presidente de Amalgamated Transit Union Local 689, quien, según Adam Tuss de NBC Washington, también dijo que el sindicato “probablemente” combatirá la acción disciplinaria. No hay nada matizado sobre el triste estado del sistema de Metro o el papel desempeñado por una mano de obra mal motivada y una gestión laxa. Si hay señales alentadoras, estas son las acciones directas tomadas por el Gerente General, Paul Wiedefeld, que se hizo cargo de la dirección de Metro hace un año. Al despedir a los trabajadores, remitir el caso a los fiscales federales para una posible acción legal y explicar todo al público, está haciendo todo lo que sus predecesores no hicieron.

En lugar de hablar solo palabras bonitas sobre la seguridad, lo está tomando en serio y enviando un mensaje sobre la necesidad urgente de un cambio cultural.