Quantcast
El Tiempo Latino
2:10 a.m. | 38° 3/24/2017

EEUU retalia contra Rusia por hackeo electoral


Missy Ryan & Ellen Nakashima | The Washington Post | 12/29/2016, 4 p.m.
EEUU retalia contra Rusia por hackeo electoral
El presidente Barack Obama se reúne con el primer ministro Vladimir Putin en su dacha fuera de Moscú, Rusia, el 7 de julio de 2009. | Pete Souza | The White House

El gobierno de Obama anunció el jueves nuevas medidas el jueves en represalia por lo que los funcionarios estadounidenses calificaron como interferencia rusa en las elecciones presidenciales de este otoño, ordenando el retiro de 35 funcionarios del gobierno ruso y sancionando agencias estatales e individuos vinculados a los hackeos.

El FBI y la CIA han concluido que Rusia intervino en las elecciones de 2016 en parte para ayudar a Donald Trump a ganar la Casa Blanca. El anuncio del jueves se produce varias semanas después de que el presidente Barack Obama prometió responder a la piratería de Rusia con acciones públicas y encubiertas, "en un momento y lugar de nuestra elección".

El presidente dijo que las nuevas acciones siguieron a las advertencias repetidas al gobierno ruso y eran "una respuesta necesaria y apropiada a los esfuerzos para dañar los intereses de Estados Unidos" en contra de las normas internacionales.

Obama dijo que los estadounidenses deberían estar "alarmados" por las acciones rusas, las cuales, dijo, incluyen la interferencia en las elecciones y el hostigamiento de los diplomáticos estadounidenses en el extranjero. "Tales actividades tienen consecuencias", dijo en un comunicado.

Las nuevas medidas incluyen sanciones contra dos agencias de inteligencia rusas, tres compañías que se cree que han proporcionado apoyo para las operaciones cibernéticas del gobierno y cuatro funcionarios cibernéticos rusos. La administración también cerrará las instalaciones de propiedad de Rusia en Maryland y Nueva York que Obama dijo donde se usan para actividades de inteligencia y declararían a 35 operarios rusos "persona non grata", lo que significa que tendrían que salir de Estados Unidos.

El Departamento de Estado dijo que está tomando medidas contra estas 35 personas en respuesta a la interferencia de Rusia en las elecciones estadounidenses y al hostigamiento de los diplomáticos estadounidenses en el extranjero durante los últimos cuatro años.

"El acoso ha involucrado paradas policiales arbitrarias, agresiones físicas y la transmisión en la televisión estatal de datos personales sobre nuestro personal que los ponen en riesgo", según un comunicado del portavoz del Departamento de Estado, Mark Toner.

Obama también sugirió el jueves que Estados Unidos podría emprender actividades encubiertas en respuesta a las actividades rusas.

"Las sanciones contra Rusia son infructuosas y contraproducentes", dijo Konstantin Dolgov, funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia encargado de la democracia y los derechos humanos, según Interfax. "Tales pasos unilaterales tienen el objetivo de dañar las relaciones y complicar su restauración en el futuro".

El anuncio de la administración de Obama culmina meses de vigoroso debate interno sobre si y cómo responder a las provocaciones sin precedentes de Rusia durante el año electoral, desde los hackeos del Comité Nacional Demócrata hasta la selección de sistemas electorales estatales.

Funcionarios estadounidenses creen que una agencia de espionaje militar en Rusia invadió el Comité Nacional Demócrata y robó mensajes de correo electrónico posteriormente publicados por WikiLeaks. También se hicieron públicos los correos electrónicos de la cuenta de John Podesta, que presidió la campaña presidencial de Hillary Clinton, y los sistemas electorales estatales fueron objetados.

La ciberintervención estaba dirigida principalmente a los demócratas, concluyeron funcionarios estadounidenses.

Rusia ha negado su participación en ataques relacionados con las elecciones y prometió tomar represalias contra cualquier nueva sanción.

El presidente electo, Donald Trump, ya sugirió que Estados Unidos debería abandonar sus esfuerzos por tomar represalias contra Rusia, diciendo a los periodistas esta semana que "debemos seguir adelante con nuestras vidas". Trump también ha puesto en duda la conclusión de las agencias de inteligencia estadounidenses de que Rusia estaba detrás de los hacks.

Como parte de las nuevas medidas, la administración ha enmendado una orden ejecutiva de 2015 que permite al presidente responder a ciberataques extranjeros. Debido a que ese orden estaba destinado principalmente a ataques contra la infraestructura o objetivos comerciales, los funcionarios adaptaron el orden para cubrir los intentos de socavar el proceso electoral.