Quantcast
El Tiempo Latino
9:53 a.m. | 50° 4/23/2017

Esperanza después del desmantelamiento del D.C. Trust


12/31/2016, 4:34 p.m.

¿Será cierto que los residentes del distrito pueden, por fin, confiar en el desmantelamiento del D.C. Trust? La respuesta es Sí –si el proceso entrega lo prometido a nuestros jóvenes. Como educadora profesional con casi veinte años en el sector, he hablado con participantes en el proceso y he revisado los testimonios sobre el tema. Creo que el acceso equitativo a programas de alta calidad que ocurren afuera de horas normales escolares (out-of-school-time, OST) está al alcance.

Es importante proveer fondos para programas de OST en el distrito. Estos programas importan para niños y jóvenes que aprecian y valoran sus vecindarios y los “terceros sitios” (no la casa, no la escuela) en donde aprenden a escribir poesía, a presentar obras de teatro, a jugar ajedrez, a construir robots y negocios. Los programas de OST importan para padres y madres porque las horas del día laboral casi nunca se alinean con las horas del día escolar. Los fondos y programas de OST son vitales para quienes trabajan con horarios irregulares, porque muy a menudo no tienen modo de pagar los costos completos de programas de enriquecimiento. OST importa para jóvenes, mujeres y hombres, que están preparándose para votar y para vivir exitosamente como adultos independientes.

Si queremos apoyar la movilidad ascendiente, si queremos cambiar las raíces de la pobreza y eliminar el canal que lleva de escuela a prisión entonces importan los fondos para programas de OST.

La preeminente, pero históricamente problemática, fuente de fondos para programas de OST en el Distrito era el D.C. Children and Youth Investment Trust Corp. Su disolución se anunció en abril de 2016 mientras las investigaciones sobre el (mal) manejo de las finanzas continuaban. Ahora, la asociación inter-agencial que ha sido propuesta y que estaría encargada de administrar $8.9 millones de dólares en fondos de OST deberá ser capaz de generar aumentos constantes para satisfacer las necesidades de la comunidad. El Concejo de D.C. está considerando el (2016) Acta de Establecimiento de la Oficina de Resultados de la Juventud y Subvenciones.

“Es importante proveer fondos para programas de OST en el distrito”

.

La legislación propuesta ha sido impulsada por miembros de la comunidad incluyendo miembros del Concejo del Distrito, líderes de agencias gubernamentales, representantes del bienestar y la educación, donantes como Meyer Foundation y organizaciones sin fines de lucro locales como Young Women’s Project, DC-AYA, RISE-DC y el Children’s Law Center. Se están realizando audiencias públicas.

Este proyecto de ley busca reforzar procesos de resolución de conflictos compartidos y comunitarios, pero sin desviar o sobrepasar la colaboración comunitaria existente.

El proyecto de ley aumentaría la responsabilidad y la transparencia, separando los donantes de quienes determinan los criterios de calidad para subvenciones y programas. Quienes califican las solicitudes y administran las subvenciones seguirían evaluando a los solicitantes y a los subvencionados, pero no determinarían las normas y las medidas de calidad; más bien, estas normas serían determinadas por la Comisión de Resultados de la Juventud.

La Comisión de Resultados de la Juventud estaría compuesta por un grupo diverso que incluiría el gobierno del Distrito, organizaciones sin fines de lucro de la comunidad, organizaciones de financiamiento y participantes en los programas. La subalcalde de Educación, Jennifer Niles, ha expresado su apoyo a la representación de los jóvenes en la comisión, al igual que los miembros del Concejo y las principales partes interesadas, como DC-AYA y la Fundación Meyer. Junto a sus homólogos adultos, los líderes juveniles representarían los diferentes barrios, etnias, razas, orientaciones sexuales y niveles socioeconómicos en el corazón de un Distrito verdaderamente inclusivo.

Para asegurar que el proyecto de ley cumpla su promesa a la juventud del Distrito, podemos y debemos comprometernos con el proceso. Debemos configurarlo a medida que evoluciona, poniendo a la gente en primer lugar, forjando una nueva confianza pública. Como dijo el Concejal de DC, David Grosso (I-At Large): “Está claro para mí que nuestras organizaciones locales traen mucho a la mesa y que debemos apoyarlas debido a sus lazos de vieja data con la comunidad. Si eso significa que necesitamos darles apoyo adicional para mejorar su capacidad...que así sea. Definitivamente, también hay un papel para las ramas locales de los grupos nacionales... la legislación que está avanzando proveerá un sistema [OST] bien financiado, transparente y basado en datos, haciendo coincidir los programas con las necesidades. Las familias y los estudiantes quieren acceso a la calidad... el trabajo que estamos haciendo nos ayudará a satisfacer mejor esa demanda... a lo largo y ancho de la ciudad”.