Quantcast
El Tiempo Latino
10:37 a.m. | 50° 11/21/2017

Esperanza en Virginia antes de la derrota


En el estado conservador ganó la demócrata Hillary Clinton, pero no bastó para que se llevara la victoria

Milagros Meléndez-Vela | 11/11/2016, 11:41 a.m.
Esperanza en Virginia antes de la derrota
PRIMERIZA.Margarita Vaquero votó por primera vez el martes 8. Lo hizo junto con su madre Rosalía Fajardo en la estación de bomberos de Annandale. | Milagros Meléndez-Vela/ETL

VOTO. Judith Moore en la estación de bomberos de Annandale.

Milagros Meléndez Vela/ETL

VOTO. Judith Moore en la estación de bomberos de Annandale.

Virginia, un estado clave en las elecciones del 8 de noviembre dio el triunfo a la candidata demócrata Hillary Clinton, pero éste no bastó para que se hiciera con la presidencia. El republicano Donald Trump tuvo la victoria sobre siete de los 11 estados claves, incluidos Florida y Pennsylvania, logrando ganar la contienda presidencial.

Los ojos estaban puestos en Virginia, un estado “indeciso” (swing), con un Congreso republicano que en las últimas elecciones presidenciales dio el triunfo a los demócratas. Clinton obtuvo el 50% del voto popular. Trump alcanzó el 45%.

La ex secretaria de Estado se llevó los 13 delegados electorales. Sin embargo, éstos solo pudieron sumarse a un total de 228 delegados a nivel nacional. frente a los 290 que obtuvo Trump. Para ganar la elección el vencedor necesitaba obtener 270 voto (la mitad más uno).

• Esperanza

MADRE. María René Águila participó en su segunda elección el martes 8.

Milagros Meléndez-Vela/ETL

MADRE. María René Águila participó en su segunda elección el martes 8.

Los hispanos en la estación de bomberos de Annandale en el Norte de Virginia acudieron entusiastas a votar. El peruano Luis Rufasto, de 51 años, fue uno de los primeros. Llegó a las 6 de la mañana.

“Nunca había hecho tanta línea para votar”. Al llegar habían más de 100 personas delante de él, dijo. “Sé que mi voto es importante por eso estoy aquí porque no me imagino tener un presidente como Donald Trump.

Eso sería una tragedia para muchos”, señaló Rufasto esa mañana. Al día siguiente, el inmigrante dueño de un negocio de limpieza, lamentó la pérdida de la candidata demócrata.

También, sin presagiar la derrota de Clinton, la activista de origen colombiano Rosalía Fajardo se vistió de azul al mediodía del martes esperando celebrar el triunfo por la noche de la primera mujer presidenta.

Su hija Margarita Vaquero, de 26 años, también colombiana naturalizada, votó por primera vez.

“Estoy contenta de haber dado mi voto por primera vez. Creo que es muy valioso porque hay muchas cosas en juego”, expresó la joven, quien vistió con una camiseta azúl que tenía impresa la fotografía de la candidata Hillary Clinton y su compañero de fórmula Tim Kaine, actual senador por Virginia.

María René Águila, originaria de Bolivia, también estaba en la cola al mediodía del martes. Fue a votar con su bebé Antonella, de 10 meses. “Voto por el futuro de mi hija para que las cosas mejoren”, dijo la madre de 29 años, quien radica en el país desde hace 17.

Para Águila la larga línea también era inusual. “Ésta es mi segunda votación y en la anterior no tuve que hacer una cola grande. Me atendieron bien rápido”, expresó.

En el mismo precinto, la boliviana Judith Moore sirvió de voluntaria. “Está viniendo mucha gente, pero esperamos que haya más hispanos”, manifestó.

En Virginia los hispanos elegibles para votar eran 277 mil. Hasta el cierre de esta edición no se tenían estimados de cuántos latinos acudieron a las urnas el martes.

A nivel nacional los latinos registrados para ejercer el voto son alrededor de 24 millones, de los cuales se estiman que la mitad participaron en los comicios.