Quantcast
El Tiempo Latino
1:56 a.m. | 49° 6/18/2019

Movimiento por el derecho a morir


Buscan que los pacientes terminales puedan acceder a medicamentos que terminen con su vida de forma legal

Por Melissa Bailey | 11/23/2016, 2:50 p.m.
Movimiento por el derecho a morir
MADRE. Debbie Zieglersujeta el retrato de su hija Brittany Maynard. | Rich Pedroncelli/AP

Fortalecida por una victoria en Colorado el martes 8 de noviembre, una controversial campaña para permitirles a los pacientes terminales acceder a medicamentos para terminar con la vida se está moviendo a otros campos de batalla a lo largo de la nación.

Los habitantes de Colorado aprobaron por una abrumadora mayoría la iniciativa para permitir que los médicos prescriban drogas letales para pacientes terminales, adultos en pleno conocimiento de sus actos, que quieran terminar con sus vidas.

Colorado es el sexto estado en permitir esta práctica, siguiendo a Oregon, Washington, Montana, Vermont y California. Washington, DC está a punto de aprobar una legislación similar.

La propuesta de Colorado enfrentó la resistencia de grupos religiosos con objeciones morales y defensores de los discapacitados, recelosos del abuso de poder. Los opositores recaudaron más de $2,6 millones, la mayor parte de los cuales provinieron de la Arquidiócesis de Denver. Los partidarios, que argumentaron que los pacientes en fase terminal merecen la opción de “morir con dignidad”, recaudaron más de $5,4 millones, principalmente de la Compassion & Choices Action Network.

“Colorado demuestra lo que hemos estado diciendo: los votantes quieren leyes que ayuden a morir porque quieren tener todas las opciones posibles al final de la vida”, dijo Toni Broaddus, director nacional de asuntos políticos y abogacía en Compassion & Choices, entidad que ha estado presionando por estas leyes en todo el país.

Los defensores llevaron el tema directamente a los votantes después que los legisladores de Colorado rechazaron una propuesta similar el año pasado. Cuando se contaron todas las boletas al día siguiente de las elecciones, la medida había ganado por un margen cercano al 2-1.

“Aprobar una propuesta por una mayoría tan significativa, demuestra la naturaleza no partidista del tema, y el amplio apoyo”, dijo Broaddus.

Colorado fue uno de los 19 estados que consideraron leyes sobre el derecho a morir este año. Mientras que muchas sesiones legislativas han terminado, Broaddus dijo que tiene esperanza sobre la legislación pendiente en New Jersey, y espera que un proyecto de ley en Nueva York sea reintroducido en enero.

Broaddus dijo que Compassion & Choices tiene personal y redes de voluntarios listos para trabajar en: New Jersey, New York, Maryland, Minnesota, Hawaii, New Mexico y Massachusetts. Y eso puede ser sólo el comienzo: “cerca de la mitad de los estados considerará una legislación similar en el 2017”, predijo.

Estos esfuerzos se volvieron más potentes desde que Brittany Maynard, de 29 años y quien padecía un cáncer cerebral terminal, se convirtió en la poderosa cara pública del movimiento en el 2014. Debido a que su California natal no lo permitió en ese momento, Maynard se trasladó a Oregon para recibir la prescripción letal que utilizó para poner fin a su vida. El esposo de Maynard, Dan Díaz, ha pasado los últimos dos años instando a otros estados a dar esa opción a los pacientes.

El impulso también llega en un momento en que los baby boomers están envejeciendo, confrontando la planificación del fin de la vida para sus padres y ellos mismos, “tratando de asegurarnos de no tener la atención médica que no queremos”, dijo Broaddus.