Quantcast
El Tiempo Latino
4:35 a.m. | 34° 11/23/2017

Fidel Castro y la relación con Estados Unidos


Milagros Meléndez-Vela | 11/26/2016, 1:33 a.m.
Fidel Castro y la relación con Estados Unidos
Fidel Castro (izq.) en abril de 1959, a tres meses de la revolución, saluda en Washington DC al entonces vicepresidente Richard Nixon. | EFE

La revolución de 1959, liderada por Fidel Castro, rompió la relación que había entre Estados Unidos y Cuba. Hasta entonces, la isla dependía totalmente de las exportaciones hacia este país, especialmente del azúcar. Y las empresas estadounidenses en territorio cubano representaban un importante bloque de inversión.

Al principio de la revolución, Castro intentó de manera fallida establecer los lazos diplomáticos y comerciales con Estados Unidos. Incluso visitó este país cuando apenas habían pasado tres meses del derrocamiento de Fulgencio Batista.

Castro en Washington DC y Nueva York.

En abril de 1959, durante los cien primeros días de la revolución, Fidel Castro llegó a Washington y se entrevistó con el entonces vicepresidente estadounidense Richard Nixon. El presidente Dwight Eisenhower no lo pudo atender. También viajó a Nueva York, donde se entrevistó brevemente con el Secretario General de las Naciones Unidas, Dag Hammarskjöld, además de realizar un multitudinario mitín en el Central Park.

Nacionalización, embargos y sanciones

Tras su viaje a Washington y sus intentos frustrados de negociar con Estados Unidos, Castro nacionalizó en enero de 1960 cerca de 70.000 acres de propiedades vinculadas a la industria del azúcar, que en su mayoría eran de estadounidenses. A unos días de esta nacionalización, el presidente Eisenhower solicitó autorización del Congreso para “reducir” la cuota de azúcar cubana importada por Norte America.

En las fechas siguientes continuaron más nacionalizaciones, primero las compañías de petróleo, incluida Texaco y Shell. Luego todos los negocios y bancos estadounidenses.

La respuesta de Eisenhower —quien ya estaba en la recta final de su período de Gobierno— fue reducir la cuota de azúcar cubana que Estados Unidos importaba hasta ese momento.

En febrero de 1962, el presidente John F. Kennedy, que asumió su mandato en enero de 1961, convirtió un embargo parcial a Cuba en un bloqueo económico total, en respuesta a la relación estrecha que empezó a mantener la isla con la Unión Soviética durante le época de la Guerra Fría.

El Departamento del Tesoro anunció la prohibición de entrada en territorio estadounidense de cualquier producto elaborado, total o parcialmente, con productos de origen cubano, aunque fuese en un tercer país.

Tampoco se permitió la exportación hacia la isla, salvo excepciones fuertemente reguladas.

El embargo se mantiene aún y acaba de cumplir 50 años, pero en julio de este año por primera vez en la historia del bloqueo económico, La Habana recibió un cargamento de ayuda de comida, ropa y medicina, que partió desde Miami.

Invasión fallida a Bahía de Cochinos

El 15 de abril de 1961, el presidente Kennedy lanzó un intento de invasión del país, organizado por la CIA, con el propósito de formar un gobierno provisional y buscar el apoyo de la OEA y el reconocimiento de la comunidad internacional.

Tropas de cubanos exiliados, entrenados, financiados y dirigidos por la CIA intentaron invadir la Bahía de Cochinos, conocida también como Playa Girón; pero la acción acabó en fracaso en menos de 65 horas, fue completamente aplastada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de Cuba. Más de un centenar de soldados invasores murieron, y los cubanos capturaron a otros 1.200, junto con importante material bélico.