Quantcast
El Tiempo Latino
6:14 p.m. | 50° 11/17/2017

Llegan los Mariachis y los policías


El Mariachi de la Policía Federal de México trajo a Washington un mensaje de claro servicio comunitario

Ivonne Alemán Zanatta | 9/23/2016, 2:05 p.m.
Llegan los Mariachis y los policías
VOCES.El Mariachi de la Policia Federal de México visitó The Washington Post y El Tiempo Latino el 16 de septiembre de 2016. | El Tiempo Latino/Ivonne Alemán Zanatta

POLICÍAS.El   mariachi de la Policía Federal de México, el 16 de septiembre en el edificio de The Washington Post.

El Tiempo Latino/Ivonne Alemán Zanatta

POLICÍAS.El mariachi de la Policía Federal de México, el 16 de septiembre en el edificio de The Washington Post.

El edificio de The Washington Post y las oficinas de El Tiempo Latino se llenaron de policías la tarde del 16 de septiembre, día de la Independencia de México y comienzo del Mes de la Herencia Hispana en Estados Unidos. Buena razón para que nos invadan las fuerzas del orden mexicanas armadas de trompetas, violines, guitarrones y grandes voces de raíz.

El Mariachi de la Policía Federal de México visitó por primera vez Washington para presentar su espectáculo musical en la recepción que ofreció la Embajada de México por el 206 Aniversario de la Independencia del pais Azteca en el Salón de las Américas de la Organización de los Estados Americanos.

El embajador Carlos Manuel Sada y el representante permanente Luis Alfonso de Alba, ondeando la bandera tricolor dieron ”El Grito” la noche del 15 de septiembre. Y allí se presentaron los policías mariachis uniformados, con placas en forma de estrella con 7 picos

(De izq. a der.) Inspector Jefe Jorge Palomares Fierro, Comisario Agregado de la Policía federal para EEUU, Nicolás González Perrín y el Inspector Jefe Mauro Morales.

El Tiempo Latino/Ivonne Alemán Zanatta

(De izq. a der.) Inspector Jefe Jorge Palomares Fierro, Comisario Agregado de la Policía federal para EEUU, Nicolás González Perrín y el Inspector Jefe Mauro Morales.

El Tiempo Latino invitó al mariachi de la Policía Federal para que al día siguiente, viernes, visitaran las oficinas ubicadas en el edificio del Washington Post. Se buscaba conocer un poco más sobre esta banda “azulada” de mariachis, los cuales en lugar de armas, vienen “protegidos” con instrumentos musicales.

El mariachi de la Policía Federal de México, nació en el 2013 y está integrada por 17 personas. El comisionado nacional de seguridad a través de la policia federal puso en marcha programas de vinculación social de la cual se creó esta agrupación.

El 12 de Julio, el Presidente Peña Nieto les otorgó una condecoración al mérito social en el marco de la celebración del Día del Policía.

El director del mariachi y policía tercero Juan Ramón Soto es quien decide el programa “de acuerdo al lugar y el público asistente” a cada evento donde buscan vincularse con la comunidad.

“El mariachi es formado como una herramienta para lograr una proximidad con la ciudadanía”, dijo Soto a El Tiempo Latino. “Por medio de la música mexicana en este caso por medio del mariachi, mostramos una parte de nuestra identidad como mexicanos y buscamos crear un vínculo de confianza”.

El concepto de músico-policía, es visto de manera diferente por la comunidad, dijo Soto. No es lo mismo ver a una persona vestido con un traje de charro tocando con una banda de mariachi, que ver a un policía usando su propio uniforme en una agrupación de mariachi.

“Por eso hemos cambiado las armas por instrumentos musicales. Visitamos ciudades y pueblos con alto índice delictivo y llevamos un operativo cultural. Llegamos extendiéndoles la mano humana del policía a través de la música y la amistad”, agregó el policía tercero Soto y señaló que la gente olvida que los policías también son seres humanos que “sienten, lloran y les gusta cantar como todos” y que no son “robocops” indestructibles y fríos como en las películas de acción y ciencia ficción.

El concepto que han logrado es simple, es alegre y se trata de que la gente encuentre el lado positivo de lo mucho que pesa sobre esta institución.