Quantcast
El Tiempo Latino
4:43 p.m. | 80° 7/23/2017

Aprende a negociar tu salario


Una experta de Harvard University explica cómo y cuándo es el mejor momento para hacerlo

Tibisay Zea | 4/4/2017, 5:17 p.m.
Aprende a negociar tu salario
Negociar después de recibir una oferta laboral siempre merece la pena, según dicen los expertos |

Los temas económicos son casi siempre los más delicados de abordar en una entrevista de trabajo. ¿Qué pasa si digo una cifra que no me conviene? ¿sonaré muy pretencioso? ¿se resentirán los futuros jefes? ¿y si me descalifican del empleo por pedir mucho? ¿cuánto valen mis capacidades? Estas son algunas de las preguntas más comunes que tenemos y que muchas veces nos bloquean a la hora de pedir más por nuestros servicios.

Por miedo o desconfianza, muchos acaban conformándose con lo que les ofrecen, sin atreverse si quiera a negociar. Lo cierto es que en varios momentos de nuestra vida laboral nos veremos enfrentados a situaciones en las que merece la pena luchar por lo que queremos, y más vale que aprendamos más pronto que tarde cómo hacerlo.

Recientemente asistí a una conferencia de la directora del departamento de Capacitación Profesional (Career services) de la Escuela de Educación de Harvard University, Valerie J. Sutton. Su primer consejo fue: “Siempre hay que negociar. No veo ninguna razón para no hacerlo, en ninguna circunstancia. Siempre hay espacio para negociar, y nunca es despreciable lo que te puedan dar”.

La experta señala que hay tres pasos para prepararse para una negociación.

1-Conocer los salarios en el sector. Para esto, es aconsejable consultar los datos actualizados en el sitio web del Bureau of Labor Statistics. Ten en cuenta aspectos como si su trabajo es apetecido en el mercado y hay poca oferta o por el contrario tiene mucha demanda.

2-Tener claridad sobre las necesidades y los objetivos personales (corto, mediano y largo plazo). Cuál sería el salario mínimo necesario para cubrir las necesidades, y cuál sería el ideal (pero realista) al que podríamos acceder en el mejor de los casos. Esto nos da el rango para negociar.

3-Conocer las capacidades y habilidades especiales que te hacen ser único. Por ejemplo, si eres bueno con las ventas y has probado resultados, si tienes algún conocimiento especializado/cotizado o manejas un software específico, si tienes experiencia de muchos años en el sector, o una amplia red de contactos, si fuiste a una universidad reconocida, o tienes alguna certificación o licencia. Estas son tus herramientas para justificar tu negociación.

¿Cuándo hacerlo?

Negocia después de que te ofrezcan el puesto y antes de firmar el contrato. Según la experta, el momento indicado para negociar es después de haber recibido la propuesta laboral. “Es cuando sabes que te quieren, y eso te da cierto poder para pedir por más”, explica.

Espera que el empleador te haga una oferta. Luego podrás adaptar tu pedido a sus aspiraciones para no proponer una cifra desmesurada o muy baja. Si durante la entrevista -y recuerda, siempre después de haber recibido la oferta- el empleador no habla sobre el salario que te van a pagar, el consejo es que tomes la iniciativa y preguntes con sutileza y diplomacia. Es importante resaltar que la legislatura de Massachusetts aprobó una ley que prohíbe preguntar a los candidatos cuál es su historia salarial. La ley entra en efecto en julio de 2018. Esto es para evitar que la respuesta incida en la posible oferta económica que puedan hacerte. Puedes escoger no contestar esa pregunta o estar preparado para evadirla de alguna manera.