Quantcast
El Tiempo Latino
6:10 a.m. | 55° 4/24/2018

Cinco temas de inmigración que no han cambiado con Trump


Mucho se ha hablado, pero hay algunas cosas que permanecen sin cambios desde la administración de Obama

Maria Sacchetti | The Washington Post | 4/6/2017, 11:51 a.m.
Cinco temas de inmigración que no han cambiado con Trump
A partir del 23 de mayo, el condado de Fairfax planea poner fin a un acuerdo con ICE a través del cual los presos solicitados para la deportación son mantenidos en la cárcel hasta 48 horas después de que terminan sus condenas | EFE / CORTESÍA ICE

4. El ICE protege a testigos y víctimas de crímenes, pero no en todos los casos.

Hubo un torbellino de miedo luego de que en Febrero se arrestara a una mujer transgénero llamada Irvin González en la Corte del Condado de El Paso, luego de que obtuviera una orden de restricción, según reportes de los medios.

Activistas indignados dijeron que el arresto atemorizaría a otras víctimas de violencia doméstica a la hora de buscar ayuda, y Los Ángeles Times reportó en marzo que los reportes de latinos acerca de asaltos sexuales y otros crímenes han disminuido.

Los oficiales de inmigración dicen que intentan ayudar a víctimas de crímenes y testigos a obtener una visa para permanecer en los Estados Unidos, y que estos memorandos todavía existen: “Facultad Discrecional: Ciertas Víctimas, Testigos y Demandantes [ice.gov]" y "Directrices: Adjudicar Requerimientos de Estadía Presentados por Aplicantes del Estatus No-Inmigrante U (Visa U)”.

Pero en el caso de la mujer arrestada en El Paso, los agentes del ICE dijeron que había reingresado ilegalmente a los Estados Unidos luego de ser deportada seis veces. También tenía al menos ocho condenas de cargos que incluían encarcelamiento ilegal, asalto, robo y violencia doméstica.

5. El ICE a veces deporta personas cuya única violación ha sido entrar al país ilegalmente.

No hay duda de que bajo la administración de Trump muchos de los 11 millones de indocumentados son vulnerables a la deportación. Pero su predecesor, Barack Obama, también deportó a miles de personas que nunca habían sido condenados por ningún crimen, incluyendo el año pasado.