Quantcast
El Tiempo Latino
4:40 p.m. | 49° 11/14/2018

Ejecutivo del condado de Baltimore reafirma medidas de protección a los inmigrantes


Kamenetz, un demócrata que sopesa si será candidato a gobernador, dice que su orden rechaza "la agenda inconstitucional y odiosa del presidente".

Arelis R. Hernández, Josh Hicks │The Washington Post | 4/6/2017, 5:30 p.m.
Ejecutivo del condado de Baltimore reafirma medidas de protección a los inmigrantes
El Ejecutivo del condado de Baltimore Kevin Kamenetz, a la izquierda, habla con Alex Barrett durante la convención juvenil del partido Demócrata | Evelyn Hockstein para el Washington Post

El Ejecutivo del Condado de Baltimore Kevin Kamenetz (Demócrata) firmó una orden el miércoles prohibiendo a la policía del condado indagar sobre el estatus migratorio de cualquier persona que encuentre.

La orden también dice que la policía y sheriff adjuntos no pueden retener a los presos más allá de sus fechas de liberación a petición de los agentes federales de deportación, a menos que esos agentes hayan presentado una orden judicial.

"Lo hacemos porque promueve buenas prácticas policiales", dijo Kamenetz en una conferencia de prensa. "Queremos continuar manteniendo la confianza de la comunidad entre los residentes que estamos obligados a proteger. Hacer que la gente termine en la clandestinidad nos hace menos seguros".

La orden ejecutiva previene ampliamente la discriminación contra las personas o la retención de beneficios sobre la base de su estatus migratorio. También limita la cooperación policial con las autoridades federales "salvo en el caso de una orden de detención criminal firmada por un funcionario judicial".

La medida refleja un proyecto de ley estatal que aprobó la Cámara de Delegados el mes pasado, pero se ha estancado en el Senado. La legislación, conocida como la Ley de Fideicomiso, aplicaría políticas similares en todo el estado, con excepciones para las jurisdicciones que participan en un programa federal especial que entrena y usa a la policía local para la aplicación de la ley de inmigración.

El presidente del Senado, Thomas Mike Miller Jr., dijo que la Ley de Fideicomiso no pasará en su forma actual, advirtiendo que "Maryland no va a convertirse en una ciudad santuario". Agregó el miércoles que la aprobación de la ley podría perjudicar las posibilidades del estado de albergar la nueva sede del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), para la cual los planes están en suspenso.

El senador demócrata Bobby Zirkin, del condado de Baltimore, quien preside un comité del Senado que revisa la legislación, dijo el miércoles que el panel podría adelantar una versión reducida del proyecto de ley que elimina el lenguaje que limita la detención de inmigrantes indocumentados, mientras que mantiene lo relacionado a cuestionar individuos sobre el estatus de su ciudadanía.

CASA, una organización de defensa de los inmigrantes, dijo que el condado de Baltimore es la primera gran jurisdicción en Maryland que formalmente retó por escrito la política del gobierno de Trump de acabar con la inmigración ilegal.

La orden ejecutiva se parece mucho a las políticas de “santuario” en las ciudades y comunidades de todo el país a las cuales el Presidente Trump y el Procurador General Jeff Sessions han amenazado con recortar fondos federales.

La pequeña ciudad de Hyattsville aprobó una política similar el lunes por la noche, y el condado de Fairfax, la jurisdicción más poblada de Virginia, aprobó una resolución el martes afirmando que da la bienvenida a los inmigrantes.

Kamenetz dijo que su firma representa el "compromiso del condado de rechazar la agenda inconstitucional y odiosa del presidente". También instó a los legisladores del estado a aprobar la Ley de Fideicomiso, que el gobernador Larry Hogan (republicano) ha prometido vetar si pasa la Cámara de Representantes.

El condado recibe cerca de 110 millones de dólares en subsidios federales que se utilizan en programas para ancianos, veteranos, el departamento de policía y servicios de salud mental - ninguno de los cuales tiene relación directa con la política migratoria de Trump.

Kamenetz, quien está evaluando si será candidato a la gobernación y desafiar a Hogan en las elecciones de 2018, dijo que las amenazas de Trump son "inconsistentes con la Constitución y las decisiones de la Corte Suprema" que dicen que el gobierno federal no puede usar la negación de fondos federales para coaccionar una jurisdicción a que siga una política específica que no está relacionada con la asignación de fondos.

"Desafiaríamos ante los tribunales cualquier iniciativa que nos niegue los fondos", dijo.

Kamenetz anteriormente había ordenado a la policía del condado de Baltimore que no participara en los esfuerzos para identificar a los inmigrantes ilegales entre los estudiantes universitarios, diciendo que apoyaba los esfuerzos de muchas universidades para crear "recintos santuarios" después de la elección de Trump.

(Traducción El Tiempo Latino/El Planeta Media)