Quantcast
El Tiempo Latino
12:01 a.m. | 75° 9/20/2017

Estados Unidos bombardea base aérea militar siria en primer ataque directo a gobierno de Bashar al-Assad


El ataque expone a los EE.UU. a un riesgo más elevado de una confrontación directa con Rusia e Irán, ambos apoyando a Assad

Dan Lamothe, Missy Ryan y Thomas Gibbons-Neff | The Washington Post | 4/6/2017, 10:28 p.m.
Estados Unidos bombardea base aérea militar siria en primer ataque directo a gobierno de Bashar al-Assad
Un mapa de Siria en donde se muestra Idlib, la localidad atacada con químicos | The Washington Post |

El ejército de los Estados Unidos lanzó aproximadamente 50 misiles de crucero en una base aérea militar siria tarde el jueves, en el primer ataque directo americano al gobierno del Presidente Bashar al-Assad desde que la guerra civil comenzó en ese país hace seis años.

La operación, que la administración Trump autorizó en retaliación por un ataque con químicos que mato multitudes de civiles esta semana, dramáticamente expande el involucramiento del ejército de los EE.UU. en Siria, y expone a los Estados Unidos a un riesgo más elevado de una confrontación directa con Rusia e Irán, ambos apoyando a Assad en su intento por aplastar su oposición.

Los misiles fueron lanzados desde dos destructores navales en el Mediterráneo oriental. Ellos apuntaron a una base aérea llamada Shayrat en la provincia Homs, la cual es el lugar desde donde se cree que partieron los aviones que ejecutaron el ataque químico en Idlib.

En comparación, en el inicio de la guerra de Irak en 2003 se usaron unos 500 misiles de crucero y 47 misiles fueron disparados en la apertura de la campaña estatal anti-Estado Islámico en Siria en 2014.

El ataque podría poner en más peligro a cientos de tropas estadounidenses que permanecen en Siria. Ellos están asesorando a fuerzas locales en anticipación a un ataque grande en la ciudad siria de Raqqa, la capital de facto del Estado Islámico.

La decisión de atacar, llega después de 48 horas de deliberaciones intensas de oficiales de los Estados Unidos, y representa un distanciamiento importante de la reticencia a entrar con el ejército en la guerra civil siria y a cambiar el enfoque de la campaña contra el Estado Islámico de la administración anterior

Oficiales senior de la Casa Blanca se reunieron el miércoles por la noche para discutir el problema de Siria en una sesión que duró hasta el jueves por la mañana. El Secretario de Defensa, Jim Mattis; el Secretario de Estado, Rex Tillerson; y el Viceteniente General del Ejército H.R. McMaster, asesor de seguridad; se han comunicado en repetidas ocasiones desde el ataque químico del martes, dijeron los oficiales.

El Comando Central de los Estados Unidos ha tenido planes para atacar al gobierno sirio durante años y actualmente tienen recursos importantes en la región, permitiendo una respuesta rápida tan pronto se tome una decisión.Mientras la Casa Blanca de Obama comenzó operaciones en contra del Estado Islámico en 2014, se mantuvo alejada de un ataque planificado a locaciones del gobierno sirio después de ataques químicos similares contras civiles sirios ejecutados en 2013.

El ataque que se presume fue de gas enervante del pasado jueves en el norte de Idlib con fotos que circularon alrededor del mundo de niños muertos, parecería haber motivado al Presidente Trump y algunos de sus asesores de alto rango a endurecer su posición en contra del líder sirio.

El ataque agrega nueva complejidad al prolongado conflicto de Siria, que incluye combatientes peleando contra el gobierno sirio y otros enfocados en luchar contra el Estado Islámico, un grupo que a pesar de dos años de ataques estadounidenses y de aliados prueba ser una fuerza potente.