Quantcast
El Tiempo Latino
7:12 p.m. | 70° 5/22/2017

La vocación de servicio de Lyda Vanegas


La periodista colombiana dirige la estrategia de comunicaciones en Mary's Center

Miguel Guilarte | 4/21/2017, 12:06 p.m.
La vocación de servicio de Lyda Vanegas
EN ACCIÓN. Lyda Vanegas se toma un "selfie" con un grupo de personas en un evento comunitario de Mary's Center. | Cort. Lyda Vanegas

CON LA COMUNIDAD. Lyda Vanegas comparte con un niño en un Día de Diversión Familiar en Washington, DC.

Cort. Lyda Vanegas

CON LA COMUNIDAD. Lyda Vanegas comparte con un niño en un Día de Diversión Familiar en Washington, DC.

Lyda Vanegas llegó a Washington en el año 2000, con tres meses de embarazo, con pocos amigos, sin seguro médico y sin una clara idea de dónde llamar o acudir para comenzar una nueva vida en Estados Unidos.

Atrás había dejado su natal Medellín, Colombia, su familia, y sus carreras de administración turística y comunicación social.

Afortunadamente, dice, alguien la refirió a Mary’s Center y allí encontró todo lo que necesitaba.

“Llegué por el cuidado prenatal, me ofrecí como voluntaria y al poco tiempo ya estaba trabajando con ellos. Desde entonces han pasado 17 años, en los que me he desarrollado en un nuevo campo de las comunicaciones que me ha llenado plenamente”, dijo Vanegas a El Tiempo Latino al recordar sus inicios en la organización fundada por la enfermera colombiana María Gómez en 1988, para prestar servicios a las mujeres necesitadas.

VISITA. Lyda Vanegas saluda a la ex Primera Dama de Estados Unidos, Michelle Obama, cuando esta visitó Mary's Center.

Cort. Lyda Vanegas

VISITA. Lyda Vanegas saluda a la ex Primera Dama de Estados Unidos, Michelle Obama, cuando esta visitó Mary's Center.

“He podido ver el impacto de mi trabajo cada día y crecido con la organización”, agrega Vanegas, quien comenzó en Mary’s Center cuando esa clínica comunitaria solo contaba con una sede. Hoy ya tiene en servicio ocho centros repartidos entre DC y en Maryland.

A pesar de que tuvo que “reinventarse” en esa nueva etapa de su vida, su formación católica, estudios y experiencia en relaciones publicas y periodismo, definitivamente le han sido muy valiosos para su trabajo en Mary’s Center.

Cuenta Vanegas que en Medellín había trabajado "como presentadora del programa local De Boca en Boca", de lunes a viernes, el fin de semana se redondeaba el sueldo "trabajando como corresponsal de un noticiero nacional", desde donde fue a trabajar en la capital Bogotá.

VOCACIÓN. Lyda Vanegas siempre encuentra una buena oportunidad para ejercer su pasión por el periodismo.

Cort. Lyda Vanegas

VOCACIÓN. Lyda Vanegas siempre encuentra una buena oportunidad para ejercer su pasión por el periodismo.

“Más adelante manejé la producción de varios noticieros nacionales hasta llegar a ser la productora ejecutiva de una cadena de televisión. Fueron años muy activos y de mucho estrés con tanta noticia de violencia que se generaba en ese entonces en Colombia”, recordó.

“Desde que comencé a trabajar en Medellín no he parado y aunque en un principio alcancé a trabajar en algo de turismo, el periodismo me absorbió por muchos años”, admitió Lyda.

Fue entonces cuando a su esposo le ofrecieron trabajo en Washington. “No lo dudamos y nos vinimos a comenzar una nueva vida”, dijo sobre la oportunidad que recibió su esposo de un canal de televisión de Colombia para hacer la producción desde Washington.

Recordó que un amigo de ella y su esposo, quien trabajaba en el Consulado de Colombia, le mencionó a María Goméz, y fueron a preguntar por ella en Mary’s Center.

“María me llamó, me inscribió para recibir los servicios e inclusive una vez me atendió directamente. Preguntó si alguien quería ser voluntaria y yo levanté la mano”, contó sobre aquel momento que Vanegas nunca olvidará. “Después Gómez me ofreció trabajo y pude empezar a trabajar en el departamento de pediatría a pesar de que yo estaba embarazada”, continuó.

CON SU MASCOTA. Lyda Vanegas con su perra Lola.

Cort. Lyda Vanegas

CON SU MASCOTA. Lyda Vanegas con su perra Lola.

Empezó a trabajar y ya de eso hacen muchos años, aunque tomó un receso de 8 meses cuando nació su niña que hoy ya tiene 16.