Quantcast
El Tiempo Latino
7:10 p.m. | 47° 11/19/2017

Trump dice que sus bases “realmente” quieren un muro en la frontera.


Las encuestas muestran que la mayoría de los americanos no lo quieren

Kristine Phillips, Scott Clement | The Washington Post | 4/26/2017, 8:43 a.m.
Trump dice que sus bases “realmente” quieren un muro en la frontera.
Las cercas cubren sólo más de 700 millas de la frontera de casi 2.000 millas de largo entre los Estados Unidos y México. | Zoeann Murphy | The Washington Post

Encuestas entre aquellos que viven cerca de la frontera de los Estados Unidos con México, así como entrevistas a legisladores que representan a los estados fronterizos, muestran resultados similares.

Texas Lyceum:

Una encuesta realizada en abril por una organización sin fines de lucro encontró que la mayoría de los texanos, 61 por ciento, se opone a la propuesta del muro de Trump, mientras que 35 por ciento la apoyan. Y, aún cuando los texanos creen que la inmigración es el principal problema que afecta al estado, muchos de ellos 62 por ciento, también dice que la inmigración ayuda al país más que afectarlo. También, 62 por ciento de los encuestados dijeron que no quieren que Trump deporte a millones de inmigrantes indocumentados. Además, 58 por ciento dijo que desaprobaban la manera en que el presidente está manejando el tema de la inmigración y la seguridad fronteriza. Sesenta por ciento dijo que desaprobaban la manera en la que los congresistas Republicanos están manejando el tema.

Wall Street Journal:

Una encuesta reciente encontró que ningún miembro de la Casa de Representantes o el Senado - Demócrata o Republicano - ha expresado apoyo por la solicitud de 1.4 billones de financiamiento que hizo Trump para empezar a construir el muro. El Wall Street Journal habló con nueve miembros de la Casa de Representantes y ocho senadores representando Texas, Nuevo México, Arizona y California. La mayoría se oponía, otros tenían preguntas que no han sido respondidas. Unos pocos no dieron indicación clara de si lo apoyaban.

Trump y sus edecanes pasaron la semana pasada presionando a los congresistas Republicanos a que ganen el financiamiento para el muro de la frontera. Pero los Demócratas han rechazado la idea e insisten en que no votaran por ningún proyecto de ley que asigne dinero al mismo. Mientras tanto, Mick Mulvaney, Director de Presupuesto de Trump, ha sugerido que el presidente no firmaría un proyecto de ley que no contemple lo que el quiere.

Eso deja a los líderes del GOP en una situación sin posibilidades de ganar, tal como escribió Ambeer Phillips de The Washington Post. Si ceden a las demandas de Trump, el cierre del gobierno sería inevitable