0

Jake Paul no necesita a Disney - YouTube ya le ofrece un ejército

Paul, una estrella de las redes socialesl de 20 años de edad, ha dejado abruptamente su papel en un programa de Disney Channel

No importó si Jake Paul fue un rapero terrible en la vida real o si solo se hizo pasar por uno para obtener vistas en You Tube. Lo que si importó es que tuvo 75 millones de visualizaciones en su video musical "It's everday bro", centrado en uno de los lemas de sus vlogs diarios en You Tube.

¿Y qué importa si se sintió casi como si fuera cualquier otro YouTuber, incluyendo su hermano, quemando otra canción? ¿Y qué si frases como "Inglaterra es mi ciudad", "el canal de flujo de Disney" y "acabo de soltar nueva mercancía y se está vendiendo como la iglesia de dios", se convirtió en una burla con memes de You Tube?. Ahora la mercancía de Paul incluye una capucha de "como una iglesia de dios".

¿Qué importa si noticias locales publicaron la semana pasada que la estrella de YouTube es un mal vecino - quemando muebles y y con multitudes de fanáticos adolescentes esperando afuera de su casa todos los días (algunas veces arrastrando a sus padres) para poder ver al artista?. El segmento se hizo viral y ahora todos saben quién es. Quizás a algunos de ustedes les agrada.

"Los Jake Paulers son la armada más fuerte que hay ahí afuera. Dab", dijo a su nueva audiencia. Fue algo infantil, y a los "Jake Paulers" les gustó: El "dab" sirvió para ellos. En cada uno de sus vlogs, Paul le dice a sus seguidores que "hagan dab a quienes los critican". Es otra de sus frases.

Después de que la noticia se hizo viral, Paul dejó abrubtamente su papel en el programa de televisión de Disney en el que interpretaba una estrella de las redes sociales, una movida que se convirtió en un impulso de su ascenso a la fama. "Ya sobrepasé al canal", dijo en una publicación de Twitter, una versión de lo que también publicó en su vlog de hace un par de días.

En otras palabras, Disney era lo que lo estaba reteniendo. Puede no estar equivocado al respecto: dos días entes de irse de Disney, Paul retó a sus seguidores a ayudarlo a llegar a 12 millones de subscriptores en 12 meses, una meta que pudiera cumplir de manera realista - ya tiene nueve millones de subscriptores, y suma decenas de miles de nuevos seguidores cada día.

En el mismo vlog en el que publicó el reto, Paul se grabó a si mismo cuando estaba siendo echado de una piscina por filmar sin permiso, y cuando le gritan en una tienda de Nike por usar sus equipos sin una exención.

Los "Jake Paulers" son la armada de Paul, y esperan que actúe de esa manera. Sus seguidores son jóvenes - adolescentes y niños de siete años de edad. Y son devotos.

Los YouTubers que hablan mal de su ídolo reciben menciones en Twitter y comentarios llenos de defensas e insultos. La intensidad de la devoción de los "Jake Paulers" se ha convertido en un meme propio de YouTube. Jake Paul podría hacer lo peor que pudieras imaginarte - los memes hablan de unirse a ISIS, o disparar a alguien parado en la Quinta Avenida - y aún así sus seguidores lo celebrarían por su "salvajismo".

Yo veo YouTube por diversión, pero puedo asegurar que no soy exactamente la audiencia de Paul. Él y su hermano mayor se burlan de YouTubers famosos mas jóvenes que yo, por una parte. Cuando seguí sus vlogs por una semana para escribir este artículo, sentí como si estuviera viendo una casi una perfecta militarización de las peores partes de la cultura de YouTube.

Al Internet le gustan las celebridades que son abiertas y autenticas, y el estilo de Paul de hacer vlogs responde a eso, haciendo que lo sigas durante su día. Pero su contenido real es una aspiradora para cualquier persona que busque generar sentido real de las cosas - es esencialmente un vlog acerca de cómo tener un vlog exitoso. Es conscientemente poco auténtico, con Paul y sus compañeros de casa organizando su día alrededor de maniobras y bromas que se puedan convertir en virales. Sus compañeros de casa, por cierto, son también personalidades de las redes sociales, aunque con menos seguidores que Paul. Son parte de su red de influenciadores, Equipo 10, y están ahí para aprender de él.

Paul es básicamente una estrella de las redes sociales equivalente a un próspero predicador del Evangelio: su éxito viral es un ejemplo para otros y su canal es un testimonio. Sigue a Paul, actúa como él lo hace, únete a su movimiento, y el algoritmo de YouTube te premiará con algunos de los bienes terrenales que publica en sus videos. Nada es totalmente irónico ni totalmente en serio en el mundo de Paul. Es simplemente contenido.

La controversia que ha seguido a Paul en las últimas semanas se ha convertido en parte de ese testimonio, algo que él convertirá también en contenido. Paul publicó recientemente un video titulado "Yo, Jake Paul fui arrestado por...", el cual promocionó con una imagen en la que aparecía siendo arrestado por oficiales uniformados. Aumentó las vistas porque que se hizo viral la noticia, se sintió que todo YouTube estaba esperando por una consecuencia, algo que golpeara un poco su humildad como una estrella joven en ascenso. Pero la broma fue para ellos. El "arresto" fue una broma, los policías estaban actuando.

Dijo que la razón fue enseñarles a los espectadores una lección acerca de la autenticidad. "Fue ese tipo de lección para enseñarles que no todo lo que ven en los medios diariamente es real, y que básicamente pueden engañar y tergiversar todo", dijo. Después añadió que "no crean en las noticias falsas".

Mientras Paul hablaba, las personas de su Equipo 10 escuchaban. ¿Quién sabe si Paul genuinamente cree o no en lo que está diciendo? ¿Y a quién le importa? Lo que importa es: Paul es el maestro de este tipo de cosas. Observa y aprende.

El video tiene cerca de 9 millones de vistas.