Quantcast
El Tiempo Latino
1:59 p.m. | 50° 11/20/2017

Bajo la nueva regla migratoria de Trump, probablemente su propio abuelo no habría entrado a EEUU


El abuelo de Trump. Los bisabuelos de Stephen Miller. Y otros más, incluyendo un miembro del gabinete.

Philip Bump | The Washington Post | 8/3/2017, 11:24 a.m.
Bajo la nueva regla migratoria de Trump, probablemente su propio abuelo no habría entrado a EEUU
Un biógrafo de Trumpf - padre de Fred Trump, que era el padre del presidente - dijo a Deutsche Welle que el abuelo de Donald Trump no hablaba inglés cuando él llegó aquí. | Jabin Botsford — The Washington Post

No fue hasta que los medios de comunicación comenzaron a hacer preguntas que la presentación de la Casa Blanca de una ley que restringe la inmigración legal se puso en discusión. Durante la rueda de prensa diaria, Jim Acosta de CNN, hijo de inmigrantes cubanos, desafió al asesor senior Stephen Miller en un aspecto del proyecto de ley que favorecería más a las personas que hablan inglés de ser admitidos en Estados Unidos.

"¿No estás tratando de cambiar lo que significa ser un inmigrante que viene a este país si les estás diciendo que tienes que hablar inglés?", preguntó Acosta. "¿No pueden las personas aprender a hablar inglés cuando llegan aquí?"

La respuesta es, por supuesto, que pueden. Como el abuelo del Presidente Trump lo hizo. Como lo hicieron los bisabuelos de Stephen Miller. Y como un miembro del propio gabinete de Trump lo hizo.

La política migratoria, conocida como Ley RAISE, introduciría un sistema de puntos para nuevos aplicantes que quieran entrar a EEUU. Además de hablar inglés, los puntos se otorgarían sobre la base de estas otras respuestas que Miller mencionó: "¿Pueden apoyarse financieramente a sí mismos y a sus familias? ¿Tienen una habilidad que agregará valor a la economía de EEUU? ¿Se les paga un salario alto?

Si esa política se aplicara en 1885, Friedrich Trumpf probablemente no habría entrado en Estados Unidos. El registro migratorio de su llegada ese año indica que llegó sin un "llamado" identificable: La palabra "ninguno" se encuentra junto a su nombre en esa columna.

Un biógrafo de Trumpf - padre de Fred Trump, que era el padre del presidente - dijo a Deutsche Welle que el abuelo de Donald Trump no hablaba inglés cuando él llegó aquí.

"Llegó a Nueva York", dijo Gwenda Blair, "y después de que aprendió inglés, fue a la costa oeste, dirigió restaurantes, amasó una fortuna, luego volvió a Kallstadt, se casó con la chica de al lado y la llevó a Nueva York." Fue en la costa oeste que Trumpf (ahora solo Trump) se convirtió en un ciudadano y se registró para votar en las elecciones de 1892.

Pero: Sin habilidades, sin inglés. ¿Habría entrado?

La madre de Donald Trump, Mary McLoed, habría tenido más suerte. Una inmigrante de Escocia, que aparece en los documentos del censo como que hablaba inglés, aunque un perfil político de ella desde el año pasado anota que "habló casi exclusivamente en gaélico escocés antes de irse a su nueva vida en Estados Unidos a la edad de 18 años"

Si a Friedrich Trumpf se le hubiese impedido la entrada, tal vez no hubiera un Presidente Trump. Pero si esta ley hubiera estado vigente hace un siglo, también podría no haber habido un consejero mayor Stephen Miller.

La periodista Jennifer Mendelsohn rastreó la genealogía de Miller. Ella descubrió que la madre del padre de Miller - su bisabuela, Sarah Miller - fue identificada en el Censo de 1910 como hablando sólo yiddish.

Lo que es más, el obituario de Los Angeles Times para la abuela de Miller, Freya, hace mención especial de cómo sus padres, Nathan y Frannie Baker, "personificaron el sueño americano".