Quantcast
El Tiempo Latino
2:30 p.m. | 53° 11/17/2017

ICE detuvo y deportó a dos hermanos salvadoreños sin antecedentes criminales en cinco días


La detención ocurrió al notificar un cambio de su caso desde Baltimore a Carolina del Norte porque el menor había recibido una beca universitaria

Ricardo Sánchez-Silva | 8/3/2017, 10:07 a.m.
ICE detuvo y deportó a dos hermanos salvadoreños sin antecedentes criminales en cinco días
Los padres de Lisandro y Diego Claros con su hijo, Jonathan. | Cortesía Casa

El miércoles 2 de agosto, la organización CASA informó sobre la deportación de los hermanos salvadoreños Lisandro (19) y Diego Claros (22), detenidos cuando se disponían a presentarse por primera vez bajo la administración Trump, ante las oficinas del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en Baltimore.

El hecho ocurrió el 29 de julio, cuando los jóvenes intentaron notificar un cambio de su caso hacia Carolina del Norte, donde el menor había recibido una beca para estudiar en una universidad. Ambos se destacaron en el fútbol y fueron activistas de la organización defensora de los derechos de inmigrantes, pero tenían orden de deportación desde su entrada al país en 2009.

Bajo el mandato de Barack Obama, los dejaron en libertad, por no tener ningún récord criminal, mientras que su caso legal podía resolverse, pero debían presentarse cada seis meses ante migración.

Según informó George Escobar, Director de Servicios de CASA es primera vez que su organización asume la defensa de un caso en el que los individuos fueron detenidos y en menos de una semana deportados a su país de origen, sin presentar ningún antecedente criminal. A pesar de que intentaron cambiar el caso de juez, el accionar de la agencia fue muy rápido.

Ocho horas pasaron desde que fueron detenidos para que la organización fuera notificada del procedimiento. “Nos informaron que la oficina finalmente podía hacer su trabajo, ya que bajo la administración pasada de Obama sentían que no podían”, declaró Escobar a El Tiempo Latino, mientras que enfatizó que el expresidente demócrata tenía prioridad en los casos con más de dos delitos menores cometidos o uno grave, sin embargo, aún así “deportó a más de 2 millones de inmigrantes”.

Por su parte, Gustavo Torres, anunció en conferencia de prensa, junto a los familiares de los hermanos Claros, que realizarán una protestas hacia la Casa Blanca el próximo 15 de agosto para rechazar esta arbitraria medida y exigir que paren las deportaciones a inocentes.

“Estamos muy dolidos y golpeados con la familia, apoyando y compartiendo este dolor. Juntos queremos enviar un mensaje fuerte a esta administración. Paren, están separando a nuestras familias y mintiendo al pueblo americano al decir que se están enfocados en criminales. Ellos eran extraordinarios hijos y miembros de nuestra comunidad. Por eso vamos a continuar luchando”, declaró Torres.

Jonathan Claros se enteró de la deportación cuando uno de sus hermanos lo llamó y le dijo que iba camino a El Salvador.

Cortesía CASA

Jonathan Claros se enteró de la deportación cuando uno de sus hermanos lo llamó y le dijo que iba camino a El Salvador.

Jonathan Claros, hermano mayor de los jóvenes deportados, supo de sus familiares cuando uno de ellos lo llamó y le dijo: “Vamos camino a El Salvador, por favor dile a mi tía que nos vaya a buscar”.

“Lo veía por las noticias, pero jamás me imaginé que le iba a pasar a mi familia. Esta situación es muy delicada porque no sabemos las circunstancias que van a vivir en mi país. Vamos a seguir trabajando y luchando por todas estas injusticias. Ellos son honrados y honestos. No se merecían ser tratados así”, dijo el pariente.

A propósito del respaldo de Trump al proyecto de “Ley de Reforma de la Inmigración Estadounidense para un Empleo Fuerte", que busca reducir a los inmigrantes legales en EEUU, propuesto este miércoles 2 de agosto por los senadores republicanos Tom Cotton (Arkansas) y David Perdue (Georgia), Escobar criticó el discurso del magnate dirigido a su base blanca racista, en la que no hay diversidad étnica y aseguró que estamos en una guerra.

“El presidente dijo en Nueva York que cada joven latino nace con un machete y anda descuartizando a los blancos. Es la imagen que quiere transmitir, pero somos personas ejemplares y trabajadoras”, concluyó el activista.