Quantcast
El Tiempo Latino
8:14 a.m. | 23° 12/13/2017

Sessions: Si las ciudades quieren ayudar a combatir el crimen violento, tendrán que acabar con la inmigración ilegal


El Fiscal General dijo que sólo las ciudades que ayuden con los esfuerzos de inmigración serán elegibles para un nuevo programa federal que les dará recursos.

Matt Zapotosky | The Washington Post | 8/3/2017, 4:19 p.m.
Sessions: Si las ciudades quieren ayudar a combatir el crimen violento, tendrán que acabar con la inmigración ilegal
El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, dijo en marzo de 2017 que Maryland incurriría en un “error” si aprueba la ley que lo convertiría en un “estado santuario”. | Melina Mara/The Washington Post

Si las ciudades quieren ayuda como parte de la nueva iniciativa del Departamento de Justicia para frenar el crimen violento, tendrán que ayudar a las autoridades federales a acabar con la inmigración ilegal, anunció el jueves el secretario de Justicia, Jeff Sessions.

En una declaración, el Departamento de Justicia dijo que las ciudades pueden ser seleccionadas por la Asociación de Seguridad Pública ─que envía expertos federales a trabajar con sus homólogos locales en la lucha contra el crimen─ sólo si las ciudades “muestran un compromiso para reducir la delincuencia ilegal”. El departamento envió una carta a cuatro lugares que dijeron que habían expresado interés en el programa y les pidió que confirmen que tenían políticas que ayudarían al Departamento de Seguridad Nacional a detener y deportar a inmigrantes indocumentados detenidos por otros crímenes.

Las cartas, enviadas a altos funcionarios de la policía en Baltimore, Albuquerque, Stockton y San Bernardino, solicitaron la confirmación de que las jurisdicciones cumplirían las solicitudes de Seguridad Nacional para detener a los extranjeros por hasta 48 horas más allá del horario programado. El Departamento de Justicia también pidió a las ciudades que notifiquen con 48 horas de antelación al Departamento de Seguridad Nacional (DSN) sobre los horarios de liberación de inmigrantes ilegales y permitir al personal del DSN pueda acceder a los centros de detención para interrogar a inmigrantes ilegales sospechosos. A los departamentos se les dijo que respondieran antes del 18 de agosto.

Sessions dijo en un comunicado que las "ciudades santuario", que emplean políticas que, en su opinión, impiden la aplicación de las leyes de inmigración "nos hacen menos seguros".

"Al obligar a la policía a entrar en situaciones más peligrosas para volver a arrestar a los mismos criminales, estas políticas ponen en peligro a los agentes de la ley más que nadie", dijo Sessions. “El Departamento de Justicia está comprometido a apoyar a nuestras fuerzas de seguridad en todos los niveles, y es por eso que estamos pidiendo a las jurisdicciones ‘santuarios’ que dejen de hacer el trabajo más difícil. Teniendo en cuenta simples consideraciones de sentido común, estamos alentando a todas las jurisdicciones en este país a cooperar con la aplicación de la ley federal. Eso es lo que el 80 por ciento del pueblo estadounidense quiere que hagan, y que en última instancia, nos hará más seguros - especialmente la aplicación de la ley en nuestras calles”.

Representantes de los departamentos de policía de Baltimore y Albuquerque señalaron que no controlan las cárceles - el estado o el condado lo hace. El Comisionado de Policía de Baltimore, Kevin Davis, también dijo en un comunicado que otras jurisdicciones parecían haber sido elegidas para la iniciativa federal "sin un proceso de selección formal", y si había tal proceso, Baltimore no se daba cuenta de ello. Parece ser una consideración primordial".

"Baltimore es una ciudad acogedora. No hacemos cumplir las leyes federales de inmigración. No hacemos preguntas a la gente acerca de su estado migratorio. No obstante, hacemos cumplir las leyes penales del Estado de Maryland y honramos las órdenes de arresto penal obtenidas por las autoridades federales", dijo Davis en el comunicado.