Quantcast
El Tiempo Latino
6:27 a.m. | 33° 11/23/2017

Sin rechazar el Obamacare, Trump todavía puede desmantelar el Medicaid


Desde que el programa comenzó en 1965, el financiamiento federal del Medicaid ha sido amplio.

Phil Galewitz | Kaiser Health News | 8/3/2017, 12:20 p.m.
Sin rechazar el Obamacare, Trump todavía puede desmantelar el Medicaid
Vista del exterior del Capitolio en Washington D.C., el 28 de julio de 2017. El Senado de EEUU rechazó con el voto crucial de tres republicanos, entre ellos John McCain, una propuesta de ley para derogar parcialmente el Obamacare -la reforma de salud de Barack Obama-, considerada casi la última alternativa del presidente Donald Trump para cumplir esa promesa de campaña. | EFE/MICHAEL REYNOLDS

Este año, los proyectos de ley de salud del Senado y de la Cámara trataron de limitar el financiamiento federal a los estados por primera vez. Desde que el programa comenzó en 1965, el financiamiento federal del Medicaid ha sido amplio.

Los expertos en salud dicen que permitir las solicitudes de exención va más allá de la autoridad del Poder Ejecutivo para cambiar el programa sin la aprobación del Congreso.

"El punto de estas exenciones no es que los estados rehagan el programa a gran escala", dijo Sara Rosenbaum, experta en política de salud de la George Washington University, quien preside un grupo del Medicaid que asesora al Congreso.

Rosenbaum señaló que los estados recibieron exenciones para diferentes propósitos bajo la administración Obama.

En Iowa, los funcionarios estatales ganaron la autoridad para limitar el transporte que no fuera urgente. Indiana recibió la aprobación para cobrar primas y bloquear a los afiliados con ingresos superiores al nivel federal de pobreza si se atrasaban en los pagos de sus primas.

"Ahora existe la preocupación de que estas medidas más extremas perjudiquen el acceso de los afiliados a la atención", dijo Rosenbaum.

Tres estados que están buscan exenciones son el hogar de tres jugadores republicanos clave en el debate de salud del Senado: el líder de la mayoría Mitch McConnell (Kentucky), el senador John McCain (Arizona) y el vicepresidente Mike Pence (Indiana).

Si los estados agregan primas, así como los requisitos de pruebas de trabajo y drogas, el resultado sería que habría menos personas matriculándose y permaneciendo en el Medicaid, dijo David Machledt, analista de políticas públicas del National Health Law Program.

"¿Cómo sirve eso el propósito del Medicaid y cuáles son los límites de la autoridad del CMS sobre las exenciones?", se preguntó.

Wisconsin, donde el gobernador republicano Scott Walker quiere que su estado se convierta en el primero en requerir que algunos beneficiarios del Medicaid se sometan a exámenes de drogas, es un candidato principal para la exención.

Funcionarios del estado subrayan que el esfuerzo no es para disuadir a los usuarios de drogas de participar del programa, sino para ayudar a proporcionar tratamiento.

Wisconsin también es uno de los cinco estados que buscan una exención para agregar un requisito de trabajo. La gente podría cumplir el mandato a través del voluntariado, el entrenamiento en el trabajo o el cuidado de un pariente anciano.

Además, Wisconsin quiere limitar los beneficios del Medicaid a 48 meses consecutivos, a menos que el beneficiario esté trabajando.

Los afiliados con ingresos del 50% al 100% del nivel federal de pobreza, o entre $6,030 y $ 12,060, tendrían que pagar una prima mensual de $8.

Todas estas reglas aplicarían para alrededor del 12% de las personas actualmente inscritas en el Medicaid: adultos que no son discapacitados y que no tienen hijos dependientes.

El director del Medicaid de Wisconsin, Michael Heifetz, dijo que el objetivo principal de los cambios propuestos no es reducir el tamaño del Medicaid, sino atraer a la gente a la fuerza de trabajo.