Quantcast
El Tiempo Latino
8:59 a.m. | 68° 9/23/2017

La crisis de Venezuela marca el viaje de Pence a América Latina


Se espera que la visita de seis días de Pence a Colombia, Argentina, Chile y Panamá esté dominada por la turbulencia en Venezuela.

Philip Rucker | The Washington Post | 8/14/2017, 11:59 a.m.
La crisis de Venezuela marca el viaje de Pence a América Latina
El Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos (izq.), habla durante una conferencia de prensa conjunta con el vicepresidente de EEUU, Mike Pence, el 13 de Agosto de 2017, en la Casa de Huéspedes de Cartagena, Colombia. Santos y Pence coincidieron hoy en que el aumento de los cultivos ilícitos en el país andino es una "crisis", al tiempo que reiteraron que la lucha contra las drogas es una tarea "titánica" y "conjunta". | EFE/RICARDO MALDONADO ROZO

El vicepresidente Pence, de Mike, abrió este domingo su viaje de una semana a Centro y Sudamérica con un severo mensaje para que el vecino gobierno autocrático de Venezuela termine con "la tragedia de la tiranía" y restablezca la democracia.

Pence prometió aumentar la presión económica y diplomática sobre Venezuela y trabajar con Colombia y otras democracias regionales para aislar el gobierno del presidente Nicolás Maduro. También trató de tranquilizar a la región después de que el presidente Donald Trump advirtió la semana pasada de una "posible opción militar" en Venezuela, un comentario que alimentó el sentimiento antiamericano al revivir recuerdos oscuros del intervencionismo estadounidense en el continente.

"Venezuela está entrando en una dictadura, y como ha dicho el presidente Trump, Estados Unidos no se quedará parado mientras Venezuela se desmorona", dijo Pence.

Haciendo énfasis en que EEUU se reserva “muchas opciones para Venezuela”, Pence agregó que “El presidente Trump es un líder que dice lo que piensa y piensa lo que dice, pero el presidente me envió aquí para continuar ofreciendo un apoyo sin precedentes de países de todo el continente América para lograr por medios pacíficos la restauración de la democracia en América Latina, y creemos que es alcanzable por esos medios".

Los comentarios de Pence se produjeron en una rueda de prensa conjunta con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, el domingo por la noche en el complejo presidencial frente al mar en Cartagena, donde Santos más tarde recibió a Pence ya su esposa, Karen, para una cena casual.

Colombia es uno de los aliados más cercanos de Estados Unidos en el Hemisferio Occidental, pero al estar junto a Pence, Santos denunció la amenaza de acción militar de Trump y le dijo al vicepresidente visitante que tal posibilidad "ni siquiera debería ser considerada" y sería "inaceptable".

"Los países latinoamericanos no favorecerían ninguna forma de intervención militar, y por eso decimos que estamos decididos a estudiar otras medidas, algunas de las cuales ya están en marcha y otras que se implementarán en el futuro", dijo Santos.

Se espera que la visita de seis días de Pence a Colombia, Argentina, Chile y Panamá esté dominada por la turbulencia en Venezuela, aunque también planea destacar las alianzas comerciales y de seguridad en todo el hemisferio.

El gobierno autocrático de Maduro terminó de controlar los poderes públicos el mes pasado y ha reprimido a los disidentes, precipitando un colapso económico y despreciando a la comunidad internacional.

Pence dijo que él y Santos debatieron durante una reunión privada sanciones económicas adicionales y otras medidas para aumentar la presión sobre Venezuela.

La amenaza belicosa de Trump, hecha el viernes pasado desde su campo de golf privado en Nueva Jersey, generó titulares de noticias en toda América Latina porque hizo retroceder una generación del imperialismo estadounidense.

"Una cosa es que el presidente o vicepresidente de Estados Unidos discuta la sanción del régimen y nuestro apoyo al retorno de la democracia", dijo Richard Haass, presidente del Consejo de Relaciones Exteriores. "Es otra cosa hablar de la intervención estadounidense, que sólo fortalece a Maduro y hace más difícil que otros países de la región trabajen con nosotros".